EL LIBERTADOR

Simón Bolívar

Simón Bolívar nació el 24 de julio de 1783, en Caracas, hijo de Juan Vicente Bolívar y María Concepción Palacios, una familia de terratenientes de la aristocracia criolla. Tempranamente, cuando tenía nueve años de edad, la tuberculosis lo dejó huérfano y al resguardo de instituciones educativas, en donde fue alumno de los ilustres Simón Rodríguez y Andrés Bello.

En 1799, se trasladó a España, en donde completó su formación educativa. No pasó mucho tiempo hasta que contrajo nupcias con María Teresa del toro, fallecida durante la luna de miel, en Venezuela. De regreso en Europa, visitó Roma junto a Simón Rodríguez y manifestó la firme voluntad de luchar por la libertad de su patria, el 15 de agosto de 1805, en el Monte Sacro.

Regresó a Venezuela para unirse a los conspiradores patriotas, responsables del derrocamiento del Capitán General Vicente de Emparan, en 1810. A partir de entonces, protagonizó las principales batallas por la Independencia de Nueva Granada, a la que bautizó con el nombre de República de Gran Colombia.

Arribó a Lima, en 1823, para encabezar la Independencia del Perú, liderando el Ejército Unido Libertador, victorioso en los combates de Junín y Ayacucho de 1824. Hasta 1826, permaneció en Lima, trabajando en la organización de la Federación de los Andes, que unió a la Gran Colombia, Perú y Bolivia. 

De vuelta en Bogotá, los planes nacionalistas de Caracas y Quito le resultaron imposibles, sobre todo a raíz de la sublevación de Lima y La Paz. Acorralado y enfermo de tuberculosis, Simón Bolívar renunció al poder, en abril de 1830, para retirarse a Santa Marta, en donde falleció el 17 de diciembre de 1830.