Inicio

Los secretos de Godzilla, el nuevo Nissan GT-R

Notas

El Nissan GT-R, uno de los automóviles predilectos de los amantes de la velocidad, ha arribado al mercado mexicano. Se trata de un vehículo elaborado siguiendo una enorme tradición que cuida hasta el más mínimo detalle de su ensamblado. Los Takumi, como se denomina a los ingenieros especializados de Nissan, revisan cada milímetro de los motores que producen, antes de estamparles su firma para certificar la máxima calidad del producto.

Solo hay 4 Takumi capaces de fabricar esta clase de motores en todo el mundo, lo que limita la producción del Nissan GT-R a solo mil unidades por mes. Además, sus respectivos procesos de ensamblado se realizan en instalaciones selladas herméticamente para evitar el ingreso de contaminantes que puedan dañar al motor.

Toda la dedicación y el cuidado que Nissan brinda a la elaboración de sus motores, tiene como principal resultado la velocidad y potencia que logran sobre el asfalto, algo que le ha valido al Nissan GT-R el famoso apodo de Godzilla. Tanto es así, que en modo de manejo R, puede cambiar de marcha en tan solo 15 centésimas de segundo. Además, acelera de 0 a 100 Km/h en 2.8 segundos, sobrepasando a superautos como el Lamborghini Huracán, el Porsche 911 GT3 o la Ferrari 458 Italia.

Para sustentar toda esta potencia, los ingenieros de Nissan lograron una óptima distribución de pesos, haciendo que un 50% de la masa descanse sobre el eje delantero, y el 50% restante lo haga sobre el eje trasero. Además, los rines del Nissan GT-R cuentan con una “pestaña” especial, sobre el perfil de la llanta, diseñada para soportar las extraordinarias fuerzas G laterales que el chasis de Godzilla es capaz de generar, cuando toma una curva.