Inicio

Los 5 dioses más aterradores de la cultura maya

El panteón de dioses mayas contaba con dioses aterradores que ayudaron a ejercer el control social de la religión.

Los mayas son una de las civilizaciones más misteriosas y apasionantes de la historia, como su panteón de dioses, que ha cautivado la imaginación de expertos y público en general a través de los años. Se sabe que eran profundamente religiosos y que utilizaban su religión como medio de control social; por eso, algunas de sus deidades son particularmente aterradoras. Estos son los 5 dioses más inquietantes de la civilización maya.

Dioses del control en la tierra

  • Buluc Chabtan

Los 5 dioses más aterradores de la cultura maya - 1

Representación maya del dios Buluc Chabtan.

El dios de la guerra era representado con una línea gruesa o punteada negra alrededor de los ojos, y solía estar acompañado de Yum Kimil, el dios de la muerte. Se le mostraba quemando casas para asar a sus enemigos y apuñalándolos con su lanza para asesinarlos.

  • Camazotz

Los 5 dioses más aterradores de la cultura maya - 2

Representación maya del dios Camazotz.

El dios murciélago, que habitaba en el inframundo, era representado como un humano con cabeza y alas de murciélago, colmillos y poderosas garras para decapitar a sus presas.

  • Chac Bolay

Los 5 dioses más aterradores de la cultura maya - 3

Representación maya del dios Chac Bolay.

El dios jaguar estaba cubierto de manchas, con cabeza de jaguar y dientes incisivos sobresalientes. Era la encarnación del jaguar, que simbolizaba fuerza y poder en la civilización maya

  • Zipacna

Los 5 dioses más aterradores de la cultura maya - 4

Representación maya del dios Zipacna.

También llamado demonio, o falso dios de las montañas, su aspecto era el de un horrible caimán. Era conocido por su fuerza, violencia y arrogancia.

  • Yum Kimil 

Los 5 dioses más aterradores de la cultura maya - 5

Representación maya del dios Yum Kimil .

Era el dios de la muerte, que gobernaba el inframundo maya. Era representado como un cadáver en estado de putrefacción, con el vientre inflamado, rostro esquelético, cuerpo delgado y emanando gases fétidos. Su unión con Buluc Chabtan simbolizaba la tradición de los sacrificios de los prisioneros de guerra.

 

Podría interesarte:


Fuente: culturacolectiva.com

Imágenes: Shutterstock / culturacolectiva.com