MAUSER 98

La mayor fortaleza del Mauser era su precisión de disparo y, si bien es considerado, el mejor fusil de cerrojo de la historia, tiene un problema fundamental a la hora del combate cuerpo a cuerpo o guerra de trincheras: su longitud alcanzaba los 160 cm con la bayoneta calada, detalle incómodo para combates en espacios reducidos. No obstante, eso no fue impedimento para que el ejército alemán se decidiera a utilizarlo durante la Primera Guerra Mundial. Es de resaltar que el armamento de los ejércitos ingleses y franceses tenía la misma sino mayor longitud, por lo que también en ese aspecto eran inferiores al Mauser 98.

Uno de los inconvenientes del sistema Mauser 98 radicaba en que su ensamblaje acostumbraba demorar un poco más de la media de los fabricantes de armas de la época, por este motivo algunos preferían contar con las unidades de otros modelos (como el Lee Enfield, por ejemplo) que podían fabricarse al ritmo vertiginoso que exigía la guerra.

Mauser creó la empresa “Fabrique National D´Armes de Guerre” a la que le cedió los derechos de fabricación y distribución del Mauser 98 por no poder cumplir con los múltiples pedidos.

Era por todos conocida la honestidad que Mauser poseía en sus transacciones. Una cláusula del contrato con el ejército turco explicitaba que si mientras estaba cumpliéndose dicho contrato, el fabricante desarrollaba un modelo mejor deberían transferirse al beneficiario las armas que restaban por entregar representadas en este nuevo modelo. Así de las 500.000 unidades del pedido inicial, Mauser dio a los turcos la posibilidad de acceder a las 280.000 unidades que faltaban por entregar a la fecha de creación del modelo 1890.

El Mauser 98 con sus variaciones en el Mauser 90 y Mauser 89k son las precursoras de las modernas armas de repetición y gran almacenaje de munición.

Posteriormente el fusil de asalto lo sustituyó en el uso común, pero todavía se sigue utilizando, en mucha menor cantidad, en actividades como la cacería, debido a su gran precisión en disparos a larga distancia.