Un océano al pie de las montañas

Chile se encuentra en el extremo meridional del continente americano y cubre el flanco oeste de la Cordillera de los Andes. Su territorio cubre una delgada franja de 4.200 Km. de norte a sur, característica que le otorga una diversidad climática extrema, que va desde el desierto seco y caluroso de Atacama a los húmedos bosques helados subantárticos. Dominado por las costas del Pacifico, el territorio de Chile abarca además la isla de Pascua en Oceanía y asentamientos permanentes en la Antártida.

Al estar situado en una de las zonas más activas del “cinturón de Fuego del Pacifico” Chile es sacudida por terremotos de elevada intensidad. El más reciente, ocurrido el 27 de febrero de 2010, tuvo una intensidad de 8,8 grados en las escala Richter. De hecho, este país sufrió el sismo más potente que se haya registrado el 22 de mayo de 1960 en la ciudad de Valdivia. Asociados a los terremotos, algunas regiones costeras sufrieron devastadores tsunamis a lo largo de su historia.