Un viaje a través del tiempo

Recorridos Históricos

-Cristo Redentor

Sobre la cima del Cerro Corcovado se levanta la estatua más famosa de la ciudad. Es el Cristo Redentor, considerada una de las siete maravillas del mundo moderno. Fue inaugurada el 12 de octubre de 1931 y su construcción, que implicaba erigir una inmensa estatua de concreto a 709 metros sobre el nivel del mar, fue considerada una proeza para la ingeniería de la época. Cuenta la leyenda que el escultor francés Paul Landowsky decidió convertirse al cristianismo al descubrir que ningún obrero había perecido durante las arriesgadas obras de construcción, hecho que consideró un milagro del Cristo homenajeado.

-Palacio de Catete

La antigua sede de la presidencia brasileña desde 1897 es en la actualidad un museo dedicado a relatar la historia del país. Fue construido en 1858 por orden del Barón Antonio Clemente Pinto para servir como sede gubernamental. Su estilo neoclásico refleja uno de los momentos de mayor prosperidad de la ciudad.

-Quinta da Boa Vista

La Quinta Boa Vista formaba parte de los jardines del Palacio Imperial de Brasil. Convertido en un recinto que aloja museos de ciencias naturales, arqueología y el zoológico de la ciudad, en sus cimientos guarda los restos de antiguas edificaciones jesuitas que poblaron por primera vez el predio.

-Palacio de San Cristóbal

El Palacio Imperial de San Cristóbal fue construido en 1803 para alojar a la familia real portuguesa que huía de la invasión napoleónica a sus posesiones en Europa. Luego se convirtió en residencia del emperador Pedro I cuando la colonia se transformó en el Imperio del Brasil. En 1891 sus salones fueron testigos de la redacción de la primera Constitución republicana con que contó el país. En la actualidad es sede del Museo Nacional del Brasil.

-Palacio Guanabara

En 1853 el rico comerciante portugués José Machado erigió una impresionante mansión en la zona de Guanabara. En 1860, la residencia fue comprada por la Princesa Isabel hasta que la republica la confiscó en favor del gobierno. Convertida en residencia presidencial hasta 1961. A lo largo de los años el edificio fue protagonista de numerosos hechos centrales de la historia del país, como fue el levantamiento de los miembros de Acción Integralista Brasileña que asaltaron el palacio y causaron serios destrozos. En la actualidad es la sede del gobierno del Estado de Río de Janeiro.

-Ilha Fiscal

En un islote de la bahía de Guanabara se erige desde 1881 un antiguo palacio que sirvió como puesto de control para las naves que ingresaban a la ciudad. En 1893 fue ocupada por un grupo de marinos rebeldes que se sublevó contra la república y fue escenario de encarnizados combates de artillería contra las fuerzas leales. En los años siguientes el palacio de Ilha fiscal fue restaurado y se ha convertido en unos de los símbolos más preciados de la ciudad de Río de Janeiro.

-Palacio Itamaraty

Construido entre 1851 y 1855 por orden del Conde de Itamaraty Francisco José da Rocha, fue desde 1889 la sede del gobierno republicano del Brasil. Desde 1898 a 1970 sirvió como edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores. Desde allí se tomaron importantes decisiones, muchas de las cuales contribuyeron a la expansión económica y territorial del Brasil. En la actualidad este edificio de arquitectura neoclásica ha sido convertido en museo de las Relaciones Exteriores del Brasil y en su interior se atesoran valiosos objetos y documentos relacionados con la historia de este estado.

-Arcos de Lapa

Los Arcos de Lapa son un antiguo acueducto construido en 1750 para traer las aguas del río Carioca a la ciudad de Río de Janeiro. Se han conservado 270 metros de esta curiosa estructura colonial única en su estilo dentro de América Latina. Sus 42 arcos que se elevan a 64 metros de altura recuerdan los acueductos romanos esparcidos en la Europa occidental.

-Catedral Metropolitana

La iglesia central de la ciudad de Río de Janeiro escapa a la arquitectura clásica de otras similares en la región. Construida en 1979, fue bautizada con el nombre de Catedral de São Sebastião do Río de Janeiro. Su forma cónica diseñada por el arquitecto Edgar Fonseca fue inspirada en las construcciones mayas y su interior está decorado con miles de vidrios coloridos que aportan una especial luminosidad a su cuerpo central, construido para albergar a 20.000 fieles.

-Estadio Maracaná

El Estadio Maracaná es una de las catedrales del Futbol Mundial y el mayor estadio del planeta. Fue inaugurado el 24 de junio de 1950 en ocasión del Mundial organizado por Brasil. Sus constructores prometieron que se pintaría del color de la casaca de la selección que ganara el certamen, esperando que fuera la selección brasileña. Pero en la final del torneo ganó sorpresivamente la selección uruguaya, por lo que el estadio fue pintado de celeste y blanco. En esa final el estadio albergó a 200.000 espectadores, una cifra nunca igualada en la historia.

-Beco das Garrafas

En esta calle del barrio carioca de Copacabana nació la Bossa nova, el ritmo que identifica a Brasil en el mundo. Recibe su nombre por la costumbre de los habitantes del lugar, que en la década de 1950 solían arrojar botellas a los bohemios y músicos que recorrían los bares de esa calle en busca de un ritmo propio, de los que finalmente surgiría la Bossa Nova. Algunas figuras de la música Elis Regina, Sergio Mendes y Manuel Gusmao fueron perseguidos por las botellas arrojadas por los vecinos.

-Fortaleza de Lage

En 1646, el gobernador de la ciudad ordenó la construcción de una fortaleza en la isla de Laje para guarecer a la ciudad de las incursiones enemigas. El sitio había sido provisto de una batería de artillería en 1555, pero los habitantes de la ciudad consideraban que resultaba insuficiente para mantener la ciudad a salvo.

-Pelourinho

El barrio más famoso de San Salvador recibe su nombre por una antigua pared de piedra que servía para castigar a los delincuentes y esclavos rebeldes en tiempos coloniales. Sus casas coloniales han sido preservadas en su mayoría y ofrecen la posibilidad de asomarse al estilo de vida y costumbres del Brasil colonial.

-Elevador Lacerda

Por haber sido fundada sobre un acantilado de laderas muy pronunciadas, la ciudad de Salvador de Bahía siempre encontró dificultades para resolver el problema de la circulación hacia su región costera. En 1869 el ingeniero Augusto Francisco de Lacerda comenzó a construir un elevador de 72 metros de altura, que al ser inaugurado en 1873 se convirtió en parte fundamental del tránsito cotidiano de sus habitantes. Tal fue el acierto de su diseño que en la actualidad sigue funcionando con un promedio de 30.000 personas transportadas diariamente.

-Mercado Modelo

El Mercado Modelo de San Salvador de Bahía fue inaugurado en 1912 como punto de abastecimiento para los habitantes de la ciudad. Sin embargo, mucha gente desconoce que el actual edificio fue desocupado el 1 de agosto de 1969 luego de que un feroz incendio acabara con el predio original. Hubo que esperar al año 1984 para que los comerciantes pudieran regresar al antiguo edificio.

-Palacio Rio Branco

El edificio construido en 1569 fue por muchos años la sede del gobernador de la ciudad de Salvador de Bahía. A lo largo de su existencia fue usado como prisión, cuartel militar y casa de gobierno. El 10 de enero de 1912 fue alcanzado por los proyectiles durante la rebelión contra el presidente Hermes Da Fonseca. La edificación tuvo que ser prácticamente reconstruida por la extensión de los daños.

-Fuerte Sao Marcelo

También conocido como “Fuerte del Mar”, el recinto circular amurallado se levanta en una isla situada en la bahía de la ciudad de San Salvador. Fue construido en 1608 luego que la ciudad fuera atacada en varias oportunidades por flotas de los Países Bajos y corsarios. Su forma inusual fue pensada para que sus cañones pudieran disparar en todas las direcciones.

-Fuerte de NossaSenhora do Montes do Carmo

El Fuerte de NossaSenhora o Frote Barbalho fue edificado en 1638 para prever la llegada de tropas por el flanco norte. Durante la invasión de las tropas de la Compañía de las Indias Occidentales demostró su utilidad como bastión fortificado. Con el retiro de las tropas portuguesas del fortín el 2 de julio de 1823 se convirtió en el primer edificio militar donde se enarboló la insignia independiente del Brasil en Salvador. En 1838 presenció la resistencia de las tropas de la rebelión de la Sabinada que intentaron, infructuosamente, sostener la defensa del fuerte.

-Casa de Jorge Amado

El genial literato Jorge Amado nació en 1912 en la ciudad de Bahía. La denominada Casa de Jorge Amado, aunque nunca fue vivienda del escritor, es el sitio donde se guarda una extensa colección de sus objetos y obras. La zona en donde se levanta el museo fue elegida por haber sido lugar tradicional de reunión de los intelectuales y bohemios bahianos a los que frecuentaba Amado mientras vivía en Salvador.

-Fuerte de San Pedro

En 1624 los holandeses que habían ocupado Salvador de Bahía construyeron un recinto amurallado para defender el acceso sudeste de la ciudad. En 1627, las autoridades portuguesas que habían recuperado el control de la región continuaron con las obras hasta completar el fuerte y dotarlo de 35 piezas de artillería. Fue el último reducto de resistencia durante la rebelión independentista de 1821. En 1837, fue el centro de comando de los militares que se insurreccionaron durante la Sabinada, levantamiento autonomista contra el imperio.

-Casa do Conde

En 1896 el magnate industrial Antonio TexeiraRodrigues, Conde de Santa Marinha, construyó una residencia de 37.000 metros cuadrados que contaba con espacios para vivienda y amplios galpones para alojar a sus obreros e instrumentos de fabricación. Con la muerte del Conde en 1900 la casa tuvo diferentes destinos; por un tiempo fue escuela, comercio y residencia del jefe de la empresa ferroviaria de la ciudad. En la actualidad funciona como centro cultural y ha sido declarada Patrimonio Histórico de Belo Horizonte.   

-NossaSenhora da Boa Viagem

En 1932 se terminó de construir la iglesia de NossaSenhora da Boa Viagem, un templo católico de exquisito diseño que ha despertado la admiración por sus refinados detalles. Fue levantado en el sitio donde antes se erigía una antigua iglesia gótica. En su interior, un altar elaborado en mármol de Carrara y sus famosos vitraux sirven de marco para las ceremonias que atraen a numerosos habitantes de la ciudad.

-Conjunto Arquitectónico de Pampulha

En 1942 el laureado arquitecto brasileño Oscar Niemayer comenzó a proyectar un nuevo diseño urbano para la zona de Pampulha situada al norte de la ciudad. Tras dos años de trabajo, se inauguró el Conjunto Arquitectónico de Pampulha, uno de los trabajos más celebrados de Niemayer. Consta de un casino, una sala de bailes, una iglesia y un club de tenis diseñados de acuerdo a la perspectiva futurista de su creador.