Inicio

Histórico discurso del Papa Francisco en los Estados Unidos

La primera visita del Papa Francisco al Congreso estadounidense ya es histórica: sin tapujos, manifestó su opinión sobre los temas más sensibles, como el extremismo religioso, la pena de muerte, los inmigrantes y Cuba, entre otros. Fue ovacionado, de pie, por toda la audiencia.

Su llegada al Capitolio a bordo del humilde automóvil Fiat, que prefirió antes que otras opciones más lujosas para desplazarse por las calles de Washington, fue un preámbulo tan gráfico como elocuente para un discurso histórico, que giró en torno a los temas más sensibles del momento, y que atravesó cuidadosas referencias a figuras destacadas de la historia norteamericana.

Lucha contra el extremismo: "ninguna religión es inmune al extremismo ideológico", declaró al advertir sobre los peligros de combatir los extremismos del odio con más odio. "Imitar el odio y la violencia de los tiranos y los asesinos es la mejor manera de tomar su lugar", sentenció.

Norteamericanos modelo: el Papa se refirió así a cuatro figuras norteamericanas, a las que otorgó los valores por él más reconocidos. "De Lincoln, la libertad. De Martin Luther King, la libertad con pluralidad y sin exclusión. De Dorothy Day, la justicia social y los derechos de las personas. Y de Thomas Merton, la capacidad para el diálogo y la apertura a Dios", subrayó el Sumo Pontífice.

Los inmigrantes: "Muchos de nosotros también fuimos extranjeros alguna vez", recordó a la audiencia, en alusión a los actuales problemas migratorios y, aunque no lo explicitó, las polémicas declaraciones del magnate Donald Trump.

Pena de muerte: el Papa pidió abolir la pena de muerte, aludiendo a que "cada vida es sagrada", y reclamó sostener "la meta de rehabilitación" para las personas en situación carcelaria.

La Pobreza: al recordar la misión religiosa de Dorothy Day, Francisco exhortó a librar "constantemente la lucha contra la pobreza y el hambre" y, en este sentido, involucró las tareas de las empresas y el mercado, al señalar que "parte de esta lucha (contra la pobreza) es crear y distribuir la riqueza".

Medio ambiente: también reclamó cuidar el medio ambiente y crear empleo "como parte de su servicio al bien común, un bien común que incluye cuidar la Tierra [...] Tenemos que esforzarnos en evitar los efectos más graves del deterioro ambiental causado por la actividad humana".

Cuba: "Es mi deber construir puentes y ayudar a hombres y mujeres a hacer lo mismo. Cuando países que han estado en sendas distintas renuevan el diálogo, se abren nuevas oportunidades para todos. Esto ha requerido y requiere valentía y ser temerarios, que no es lo mismo que ser irresponsable", aseguró el Papa, sin necesidad de mencionara a Cuba y el deshielo de las relaciones con los Estados Unidos.

 

 


Fuente: Infobae