Inicio

¿Ser vegetariano destruye el medio ambiente?

Una idea arraigada en el saber popular indica que el vegetarianismo favorece al medio ambiente; no obstante, una reciente investigación científica presenta una perspectiva que refuta esta certeza. El estudio, realizado por investigadores del Carnegie Mellon University, concluye que las dietas recomendadas por las Guías Alimentarias de los Estados Unidos que incluyen más frutas y verduras y menos carne, tienen un mayor costo ambiental que la dieta típica estadounidense, ya que implican un aumento de un 38% del uso de energía, un 10% del uso del agua y un 6% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Los autores del artículo confiesan que fueron sorprendidos por estos datos, ya que esperaban llegar a la conclusión contraria. Si bien es difícil de aceptar luego de años de pensar lo contrario, las evidencias indican que la dieta de un vegetariano no reduce su huella de carbono. Un ejemplo que de tan sorprendente está llamado a convertirse en un nuevo paradigma para los debates entre carnívoros y vegetarianos, es el siguiente: calculada según las calorías, la producción de lechuga genera la misma cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que la carne de vaca, y el triple que la carne de cerdo.

 


FUENTE: The Washington Post