Inicio

Donas: la increíble historia de un bocadillo que nació con la guerra

Del marinero que les dio su forma tradicional y las damas que las repartían durante la guerra, hasta el nacimiento del Día Mundial de las Donas.

En 1847, Hanson Gregory, capitán de un barco mercante, logró transformar a las tradicionales oliebollen (bolas de aceite), dulces típicos holandeses, en uno de los clásicos de la gastronomía norteamericana: las donas. Según relató Hanson, su madre cocinaba los bollos esféricos, los cuales quedaban cocidos en los bordes, pero en su interior estaban completamente crudos.

Un platillo aliado durante la guerra

Donas: la increíble historia de un bocadillo que nació con la guerra - 1

Donut Dollies eran mujeres voluntarias del Ejército de Salvación, que viajaron a Francia en 1918 para apoyar a los soldados estadounidenses.

Así fue que ideó un método de cocción distinto: con una tapa metálica, realizó el primer agujero en una rosquilla, algo nunca antes visto. Años más tarde, durante la Primera Guerra Mundial , las mujeres del Ejército de Salvación de los EE.UU., más precisamente las “donuts girl”, convirtieron a este platillo en uno de los suministros más importantes para los soldados. 

Un platillo conmemorativo

Donas: la increíble historia de un bocadillo que nació con la guerra - 2

Las niñas de la Cruz Roja que llevan donas frescas desde una cocina improvisada a las unidades móviles del club de espera que llevarán donas y café a las tripulaciones de los bombarderos que acaban de regresar de una larga misión.

Tal fue la relevancia de las donas que, en 1938, el Ejército de Salvación de Chicago decidió conmemorar el Día Nacional de la Dona con el objetivo de ayudar a los afectados por la Gran Depresión, y hacer honor a las mujeres que sirvieron esos dulces a los soldados en la Primera Guerra Mundial. De hecho, sigue siendo un evento para recaudar fondos para el Ejército de Salvación.

Podría interesarte:


Fuente: infobae.com (Sebastián Volterri)

Imágenes: Wikimedia Commons