Inicio

El sur de Vietnam se rinde

El sur de Vietnam se rinde-0

Al atardecer, las fuerzas comunistas se encaminan hacia Saigón, donde se cruzan con una pequeña resistencia. Las fuerzas del sur de Vietnam colapsan ante el rápido avance de Vietnam del norte. La batalla más reciente había comenzado en diciembre de 1974, cuando el norte de Vietnam lazó un masivo ataque hacia una provincia totalmente desprotegida de Phuoc Long, situada al norte de Saigón junto a la frontera con Camboya, invadiendo su capital Phuoc Binh el 6 de enero de 1975. A pesar de las promesas presidenciales de proveer asistencia en estos casos, Estados Unidos no hizo nada. En ese momento Nixon había renunciado, y su sucesor Gerald Ford no puedo convencer al Congreso para cumplir las promesas que había hecho Nixon de liberar Saigón del ataque comunista. Esta situación envalentonó al norte de Vietnam quienes lanzaron una nueva campaña en marzo de 1975. Las fuerzas survietnamitas cayeron en total desorden y, una vez más, Estados Unidos no hizo nada. Los vietnamitas del Sur abandonaron Pleiku y Kontum en las Tierras Altas con muy pocos combates. Entonces Quang Tri, Hue, y Da Nang cayeron bajo el poder comunista. Vietnam del norte continuó atacando por toda la costa de Saigón, venciendo a Vietnam del sur en cada encuentro. La División 18 de Vietnam del Sur había luchado una gran batalla en Xuan Loc, justo al este de Saigón, destruyendo tres divisiones vietnamitas del Norte durante el proceso. Sin embargo, resultó ser la última batalla defendiendo a Vietnam del Sur. Las fuerzas survietnamitas lucharon sin descanso hasta que se les terminaron las miniciones y el apoyo aéreo táctico, y finalmente cedieron Xuan Loc a los comunistas el 21 de abril. Habiendo aplastado a la última gran oposición organizada antes de Saigón, los vietnamitas del Norte se prepararon para el golpe final. En Saigón, renuncia el presidente vietnamita Nguyen Van Thieu y transfiere su poder al vicepresidente Tran Van Huong justo antes de huir de la ciudad el 25 de abril. El 27 de abril, los vietnamitas del Norte ya habían rodeado completamente a Saigón y comenzaron a maniobrar para una toma de posesión completa. Cuando el 30 de abril atacaron al amanecer, encontraron poca resistencia. Los tanques de Vietnam del Norte se estrellaron contra las puertas del Palacio Presidencial y la guerra llegó a su fin. El coronel vietnamita Bui Tin aceptó la rendición del general Duong Van Minh, que había tomado el poder después de que Tran Van Huong pasara sólo un día en el mando. Tin le explicó a Minh: "No tienes nada que temer, entre vietnamitas no hay vencedores ni vencidos, sólo los americanos han sido golpeados, si eres patriota, considera esto un momento de alegría, la guerra por nuestro país ha terminado".