Hoy en la historia

31.Ago.1897

Thomas Edison patenta el kinetoscopio

El 31 de agosto de 1897, Edison patentó el aparato que por primera vez en la historia permitió al humano ver imágenes en movimiento, un dispositivo que, aunque no permitía ser observado por más de una persona a la vez, cimentó las bases del futuro proyector de cine.

Se considera al kinetoscopio de Edison como el primer artefacto de cine y su uso fue ampliamente popular en fiestas de carnavales y atracciones, así como en las salas surgidas en Nueva York, que funcionaban con monedas de cinco centavos de dólar.

Por entonces, era posible ver en el kinetoscopio diversas películas que duraban aproximadamente veinte segundos y retrataban la performance de payasos, bailarines, magos y músicos, o retrataban sucesos históricos.

Una de las primeras secuencias grabadas por el propio Edison fue El beso, que registró un fragmento de una escena teatral en la que los actores John Rise y Mary Irving interpretan para la cámara un beso, que es parte de la obra de Broadway, La viuda Jones.

Un año después de que el kinetoscopio se comercializara exitosamente en Estados Unidos y Europa, los hermanos Louis y August Lumière inventaron en Francia el cinematógrafo, considerado el primer proyector de cine.