DESASTRES EN TIEMPO REAL

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Así sería la vida en la Tierra, si no existiera la Luna

Para responder a la pregunta sobre qué sería de la Tierra si no existiera la Luna, primeramente es preciso diferenciar dos situaciones hipotéticas muy distintas: por un lado, si la Luna jamás hubiese existido; por el otro, si desapareciera repentinamente. Si se diese este último caso, la luz lunar no iluminaría las noches terrestres y, por lo tanto, animales y vegetales verían seriamente modificados sus comportamientos, adaptados desde siempre al ciclo del Sol y la Luna. Desde luego, tampoco existirían los eclipses. Uno de los cambios más extremos, estaría dado por las mareas, que no desaparecerían, pero serían solares y por ello mucho más pequeñas.

Con el agua oceánica prácticamente en calma, la vida marina sufriría serias consecuencias. Además, sin la Luna, el nivel de los océanos cambiaría de tal modo que todo el clima planetario se vería afectado. La gran parte de los seres vivos no lograría adaptarse a este cambio y perecería. El eje de rotación terrestre también cambiaría si la Luna desapareciera, al depender de ella en gran medida. En vez inclinarse 23 grados, podrían llegar a inclinarse hasta 40 grados, o más aún, generando un rotundo cambio climático en muy poco tiempo.

2809.H.N1.Sin

Si, en cambio, la Luna nunca hubiese existido, el día no contaría con 24 horas. Sucede que la Tierra se formó hace 4.600 millones de años y la Luna lo hizo hace apenas 100 millones de años. Por entonces, la Tierra no era rígida como ahora, sino más bien fluida, y giraba mucho más rápido que hoy. Así, un día terrestre duraba aproximadamente seis horas. Después de formarse la Luna, las mareas generaron fricciones que paulatinamente frenaron el ritmo de rotación terrestre. Aun hoy, el día terrestre se prolongue cada vez más, exactamente 1.5 milésimas de segundo cada cien años. Con la Tierra girando rápidamente, los vientos y corrientes oceánicas serían extremadamente violentos, y el clima probablemente hubiese dificultado la aparición de vida.


Fuente: elpais.com

Imágenes: Shutterstock