PATROCINADO POR

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

El detective de la NASA que recupera rocas lunares robadas

En 1969, a bordo del Apolo 11, el hombre llegó finalmente a la luna. En los años siguientes, 16 astronautas más caminaron sobre ella, hasta 1972. Lo que pocos saben es que los astronautas del Apolo 11 y el Apolo 17, recogieron fragmentos de rocas lunares que trajeron consigo de regreso a la Tierra. Estas rocas lunares, fueron entregadas al gobierno de los Estados Unidos, quien a su vez las entregó a 135 países de la Tierra como símbolo de buena voluntad.

En la mayoría de los casos, los gobiernos de estos países entregaron las rocas a museos o a instituciones científicas en donde son expuestas hasta el día de hoy. Pero en otros casos, las rocas desaparecieron o fueron robadas.  Es por eso que Joseph Gutheinz Jr., un agente especial de la NASA, se ha dado a la tarea de determinar el paradero de las rocas perdidas, y, de ser necesario, rescatarlas.

1007.H.N1.Rocas

El caso más resonante fue el de la roca lunar entregada a Honduras. Esta roca fue robada y vendida por un Coronel hondureño a un empresario estadounidense. Gutheinz Jr. logró rescatar la roca en una operación encubierta llamada “Eclipse lunar”. Otras rocas han corrido con menos suerte, como la roca de Irlanda, destruida en un incendio, o la Nicaragua, vendida a un comprador de Oriente Medio por más de 5 millones de dólares.  El trabajo de Gutheinz Jr. y su equipo sigue adelante, con el objetivo de rescatar tantas rocas lunares como sea posible.


Fuente: telefenoticias.com.ar

Imágenes: Shutterstock / telefenoticias.com.ar