Descubre los misterios más apasionantes de la historia navegando en nuestra sección de contenido digital exclusivo.

HUMANIDAD

Agua muerta: el fenómeno que atrapa a los barcos en medio del océano

En 1893, el explorador, científico y diplomático noruego Fridjof Nansen, experimentó una singular anomalía durante una expedición marítima en Siberia: su nave fue ralentizada por una fuerza misteriosa y apenas podía maniobrar, sin alcanzar la velocidad normal. Una investigación realizada por el Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), logró explicar este fenómeno.

Según los especialistas, esta podría ser la explicación por la cual Cleopatra -última faraona egipcia- y Marco Antonio -militar y político romano-, perdieron su última batalla. Este suceso ocurrió en el año 31 a. C., cuando las grandes naves de Cleopatra se enfrentaron a las débiles embarcaciones de César Octavio, primer emperador romano, durante la Batalla de Actium.

Este fenómeno llamado “agua muerta”, se observa en todos los océanos y mares donde se mezclan aguas de diferentes densidades. Así, se pueden contemplar dos sucesos de arrastre en los barcos. “La resistencia a la formación de ondas causa en el barco una velocidad constante y baja; mientras que el arrastre de olas se caracteriza por oscilaciones de velocidad en el bote atrapado”, explicó Nansen.

BATALLA

Los científicos llegaron a esta conclusión utilizando una clasificación matemática de diferentes ondas internas, y un análisis de imágenes experimentales en la escala de subpíxeles. El resultado demostró que las variaciones de velocidad de los barcos situados en “aguas muertas” se deben a “la generación de ondas específicas que actúan como cinta transportadora ondulante”.

Si quieres conocer más Misterios de la Historia, haz clic aquí.


Fuente: lasexta.com

Imágenes: Shutterstock