Inicio

La Gran Mortandad: hallan la causa de la peor catástrofe planetaria

Más del 90% de las especies marinas, y hasta un 75% de las especies terrestres, desaparecieron durante la mayor extinción masiva en la Tierra.
Por HISTORY Latinoamérica el 03 de Octubre de 2021 a las 07:00
La Gran Mortandad: hallan la causa de la peor catástrofe planetaria-0

Si bien hace unos 66 millones de años, el impacto de un gigantesco asteroide contra la península de Yucatán, en México, dio origen a la extinción masiva más reconocida y acabó con el imperio de los dinosaurios, el cataclismo no representó, como suele creerse, la mayor desaparición masiva de especies en la Tierra.
 

 

La Gran Mortandad

La Gran Mortandad
Esqueleto submarino de pez.


Hacia finales del Pérmico, hace unos 252 millones de años, ocurrió una extinción masiva considerada hasta hoy como la más grave jamás registrada a nivel planetario. Por entonces, más del 90 por ciento de las especies marinas desaparecieron y lo mismo ocurrió con el 75 por ciento de las especies terrestres.


La serie de eventos que casi acaba con toda la vida planetaria es hoy conocida en el ámbito científico como La Gran Mortandad, y estuvo determinada mayormente por enormes erupciones volcánicas que cubrieron de lava toda la actual región siberiana, aproximadamente unos 7 millones de kilómetros cuadrados.

Partículas de extinción

La Gran Mortandad
Lycaenops, un gorgonopsio, grupo que desapareció en la Gran Mortandad.


Sin embargo, hasta el momento no había sido posible explicar el mecanismo por el que las erupciones volcánicas forzaron la desaparición de tantas especies, muy distinta entre sí, en mar y en tierra.


Ahora, un novedoso estudio logró determinar que la causa de La Gran Mortandad estuvo dada por las partículas de níquel que dispersaron las erupciones. Según la investigación, que fue publicada en la revista científica Nature Communications, el níquel expulsado llegó hasta las grandes concentraciones de agua del mundo y envenenó a los seres vivos hasta matarlos.


Lo mismo sucedió con los animales terrestres, que murieron al respirar las partículas de níquel dispersas en forma de aerosol.

Fuente
lanacion.com.ar (Nicolás Tosi)
Créditos Imagen
Istock