Carros

10 grandes momentos del histórico Gran Premio de México

Por: HISTORY Latinoamérica

@QUAKERSTATEMEXICO te acompaña a leer la siguiente nota:

El Autódromo Hermanos Rodríguez, en la Ciudad de México, es escenario del prestigioso Gran Premio de México, una emocionante carrera que forma parte del Campeonato Mundial de Fórmula 1. Estos son 10 de los más grandes hitos establecidos por este circuito:

Por primera vez: la Fórmula 1 desembarcó por primera vez en la Ciudad de México, el 4 de noviembre de 1962. Por entonces, se trató de una carrera no oficial, que se corrió en el autódromo de la Magdalena Mixhuca y que involucró a pilotos de la talla de Jim Clark, Bruce McLaren y Jack Brabham.

De vida y muerte: mientras se disputaban las pruebas para el Gran Premio de México, el 1 de noviembre de 1962, falleció el piloto Ricardo Rodríguez. La joven promesa del automovilismo mundial conducía su Lotus, cuando repentinamente se estrelló contra una barra de contención, al ingresar a la temible Curva Peraltada.

Gran Premio oficial: el 27 de octubre de 1963, tuvo lugar la primera prueba oficial de Fórmula 1 en México. Por entonces, el piloto Jim Clark obtuvo la pole position y fue el gran ganador de la carrera.

Aztecas a la cabeza: en 1964, el piloto mexicano Pedro Rodríguez logró concluir su primera carrera de Fórmula 1, alcanzando el sexto puesto a bordo de un Ferrari. Otro mexicano, el piloto Moisés Solana, llegó en décimo lugar, a bordo de un Lotus-Climax.

Primera conquista de Honda: Honda fue el gran ganador del Gran Premio de México de 1965, su primera conquista en la máxima categoría del automovilismo mundial, con la actuación estelar del piloto estadounidense Richie Ginther.

El campeonato se define en México: en 1967, el Gran Premio de México fue escenario para la definición del campeonato mundial de Fórmula 1. Tras una carrera vertiginosa, el piloto Jim Clark resultó ganador y el neozelandés Denny Hulme obtuvo el título de Campeón.

Caos en el Gran Premio de México: en 1970, la tragedia merodeó por el Autódromo de la Magdalena Mixhuca, cuando una multitud de aficionados invadió la pista. Semejante espectáculo significó la suspensión de México como sede, hasta 1986.

El regreso: en 1986, tras 16 años de penitencia, la Fórmula 1 regresó al país azteca para disputar la penúltima carrera de la temporada. Gerhard Berger y Benetton fueron los grandes ganadores, después de que el mítico Ayrton Senna se quedara con la pole position.

Dominio compartido: durante la segunda etapa del Gran Premio de México, el francés Alain Prost y el británico Nigel Mansell resultaron ser los grandes ganadores, con dos victorias cada uno. En 1988 y 1990, Prost se consagró con McLaren y Ferrari; Mansell hizo lo propio, en 1987 y 1992, con la escudería Williams.

Un rebase histórico: corría el año 1990, cuando la el mundo fue testigo de uno de los más recordados rebases de la Fórmula 1. El gran protagonista fue Nigel Mansell, que se encontraba ocupando la tercera posición, detrás del austriaco Gerhard Berger. Su compañero de equipo, Alain Prost, marchaba a la cabeza. Repentinamente, cuando transitaba la Curva Peraltada, rebasó por fuera al piloto de McLaren, en una maniobra temeraria que le valió un 1-2 a la escudería Ferrari.