tecnología

4G: historia de una revolución celular

El vertiginoso crecimiento de la tecnología en general, y especialmente el de la red celular, puede hacernos olvidar que, hasta no hace más de 30 años, las comunicaciones cotidianas eran algo incomparablemente distinto a las de hoy. Desde la primera comunicación celular, hasta la veloz red 4G, las tecnologías de conexión móvil transitaron un largo camino.

·         1G: la sigla denomina así a la primera generación de tecnologías móviles, que comenzó a funcionar a principios de la década de 1980. Aunque las antenas se conectaban digitalmente al sistema telefónico, esta red era básicamente analógica y lograba tasas de trasferencia de datos de hasta 10 Kb/s.

·         2G: también conocido como Global System for Mobile Communications (GSM), este protocolo permitió estandarizar, y por lo tanto compatibilizar, las conexiones móviles, a partir de la década de 1990. Permitió alcanzar tasas de transferencia de hasta 97 Kb/s y dio paso al célebre sistema de mensajes cortos, más conocido como SMS, además de esbozar las primeras incursiones celulares a Internet.

·         2.5G: denominado en realidad como General Packet Radio Service (GPRS), constituyó una extensión del sistema GMS que permitió la transmisión simultánea de datos y voz, a través de paquetes de información, aumentando la velocidad hasta 32 Kb/s.

·         EDGE: a medio camino entre la tecnología 2G y 3G, evolucionó la Enhanced Data Rates for GSM Evolution, que en español significa “Tasas de Datos Mejoradas para la evolución de GSM”, ampliando las tasas de transferencia hasta los 480 Kb/s.

·         3G: implementada hacia el año 2001, es actualmente el tipo de tecnología celular con mayor penetración en el mercado. Abrió paso a la navegación eficiente en Internet, el uso de las redes sociales y las primeras experiencias de voz sobre IP.

·         3G+: en 2008, el High Speed Downlink Packet Access (HSDPA) representó un puente tecnológico a medio camino entre la tecnología 3G y 4G, que  permitió velocidades de transferencia de hasta 84 Mb/s.

·         4G: conocida como LTE (Long Term Evolution), hizo su debut oficial en el mercado de Estocolmo, en el año 2009, y representa el estándar de comunicación móvil más poderoso del mundo. Su principal característica es sin lugar a dudas la altísima tasa de transmisión, que puede alcanzar unos 300 Mb/s. Fue especialmente diseñada para satisfacer la demanda de servicios que requieren mayor ancho de banda, como televisión móvil, web 2.0 y videoconferencia, entre muchos otros.

En Argentina, el desembarco de la tecnología 4G se realizó en diciembre de 2014, de la mano de Movistar, la primera compañía en colocar una radiobase en territorio argentino. Hoy, a sólo 11 meses del comienzo de ese despliegue, la compañía lleva más de 2.250 radiobases activas con esta tecnología, que permiten que más de 1.200.000 clientes disfruten de una experiencia de navegación diferente.

 

 


 

Fuente: gsma.com