CIENCIA Y TECNOLOGÍA

5 desafíos que la humanidad deberá superar para no extinguirse

A largo plazo, la subsistencia humana parece reducirse a una triste quimera: si sobrevivir a la extinción del sol, las estrellas y las galaxias resulta a todas luces imposible, lograr sobrellevar el fin de la materia es sencillamente ridículo, especialmente porque los humanos están hechos de ella.

Sin embargo, Anders Sandberg, investigador de la Universidad de Oxford, analizó escenarios muy remotamente futuros, aunque cada vez más cercanos, y especuló con respecto a las alternativas que la humanidad podría tener para, incluso así, sobrevivir.

  • El final de la biosfera

1910.H.N2.Sol1

Dentro de unos mil millones de años, la intensidad del brillo solar terminará por aniquilar la biosfera terrestre. El sobrecalentamiento planetario acabará con la vida, comenzando por el reino vegetal y la evaporación de los océanos. Una posible alternativa estaría dada por la protección artificial de la biosfera, lo que requeriría de una obra de ingeniería magnánima que genere una protección artificial o logre alejar a la Tierra. Otra alternativa es migrar al espacio antes de que esto suceda.

  • El final del Sol

1910.H.N2.Sol2

De aquí a 5 mil millones de años, el brillo solar se incrementará cada vez más rápidamente por el helio acumulado en su núcleo; por entonces, será técnicamente una gigantesca estrella roja que terminará por engullir a la Tierra. Será la antesala de su inexorable destino de enana blanca. La única alternativa para la vida inteligente estará fuera del Sistema Solar.

  • El final de las estrellas

1910.H.N2.Sol3

El origen de nuevas estrellas en el universo está alcanzando un punto de inflexión, lo que significa que dentro de decenios de miles de millones de años llegará a su punto máximo. A partir de entonces, las estrellas que brillan comenzarán consumirse y sólo quedará un tendal de estrellas enanas rojas que también perecerán, de 10 a 100 billones de años más. Cualquier tipo de vida deberá procurar nuevas fuentes de energía, más allá de la luz de las estrellas.

  • El final de las galaxias

1910.H.N2.Sol4

Dentro de un centenar de millones de billones de años, la galaxia estará, o bien completamente dispersa, o bien engullida por su agujero negro central; un destino que compartirán el resto de los planetas que orbitan a las estrellas. La única manera de sobrevivir a este escenario, es que la vida inteligente logre trasladar las estrellas hasta órbitas estables en el largo plazo. Aunque parece obviamente imposible, lo es en términos de la ciencia física.

  • El final de la materia

1910.H.N2.Sol5

El tipo de materia que nos conforma está constituida por átomos, a su vez compuestos por protones, neutrones y electrones. Son muchas las teorías que sostienen que, en plazos temporales extremadamente largos, los protones pierden estabilidad y se dañan. El tiempo necesario para que esto suceda es tanto, que ni siquiera es posible probarlo. Sin embargo, este presunto deterioro dará paso al final de la materia, a menos en los términos que se conocen. Para entonces, todo será radiación, electrones y positrones libres, incapaces de confirmar sistemas habitables. Se estima que, en tal punto de la existencia, sólo perdurarán la radiación y algunos agujeros negros en un universo vacío.


Fuente: t13.cl

Imágenes: Shutterstock