CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Al pasar por esta región sudamericana, todos los satélites de la NASA se apagan

La Anomalía del Atlántico Sur, es un área en donde el cinturón de radiación interno de Van Allen se acerca más a la superficie terrestre. Cualquier objeto que atraviese esa zona se ve completamente expuesto a una altísima cantidad de radiación espacial. Es por eso que la NASA apaga sus satélites cuando sobrevuelan esa peligrosa área.

Cualquiera sea el tipo de satélite que pase por la Anomalía del Atlántico Sur, desde los dedicados a predecir el tiempo, hasta los GPS o la televisión, se exponen a partículas energéticas que pueden dañar los paneles solares y causar cortocircuitos en sus componentes electrónicos, lo que pondría en peligro a la tecnología que se utiliza en la vida cotidiana en el planeta.

Los cinturones de Van Allen son dos zonas de la magnetosfera terrestre con altas cantidades de partículas radiactivas, originadas principalmente por el viento solar capturado por el campo magnético terrestre. Estas partículas son peligrosas tanto para las naves y satélites como para los humanos.


Fuente: alertageo.org

Imágenes: Shutterstock