DINOSAURIOS

Asombrosos descubrimientos recientes sobre dinosaurios

Por: HISTORY Latinoamérica

Reptiles voladores sorprendentemente parecidos a las criaturas de la película Avatar, un dinosaurio mitad pato-mitad cocodrilo, y un par de enormes titanosaurios en distintos puntos del planeta; en pocas semanas, todos estos extraordinarios hallazgos surgieron de pronto del pasado profundizando el conocimiento que la ciencia tiene de los antiguos moradores del planeta, y brindando una nueva fuente de felicidad para los amantes de los dinosaurios.

Indrako avatar, de gran parecido con las criaturas voladoras del planeta Pandora en la película homónima, fue descubierto por científicos chinos; es un pterosaurio que tenía una bolsa de garganta similar a la de un pelícano. Se alimentaba de pequeños peces en lagos de agua dulce, volando bajo sobre el agua y capturando presas con un movimiento rápido de su mandíbula inferior en el agua. Lo curioso es que tenía un apéndice en forma de filo en su mandíbula inferior como el de las criaturas de la película.

Casi al mismo tiempo, en el desierto del Sahara en Marruecos se descubrían los fósiles del Spinosaurus, un dinosaurio más grande y peligroso que el T. Rex, y el primero en habitar tanto en la tierra como en el agua. Tenía un hocico parecido al del  cocodrilo y patas en forma de remo, cuello y tronco largos, estrechas caderas y muslos cortos, por lo que fue descrito por los científicos como “una quimera: mitad pato, mitad cocodrilo”.

Por su parte, investigadores de la Universidad de Ohio han descubierto a Rukwatitan bisepultus, colosal titanosaurio que habitó hace 100 millones de años en la actual Tanzania. De aspecto intimidatorio, sus extremidades anteriores alcanzaban los dos metros y puede haber pesado tanto como una familia entera de elefantes.

Este descubrimiento complementa a otro, dado a conocer pocos días antes, en una zona (ahora) distante del planeta: el del Dreadnoughtus schrani, “el que no teme a nada”, inmenso dinosaurio herbívoro patagónico, que medía 26 metros de largo y pesaba 59.300 kilogramos, más que un Boeing 737. Estos últimos hallazgos, combinados, ayudan a entender la historia evolutiva del titanosaurio, que cuenta con numerosos descubrimientos en América del Sur, continente que se sometió a una separación constante de África durante la primera mitad del periodo cretácico.
 

FUENTE E IMÁGENES

EuropaPress; Telecinco; RT; ABC; Independent