DIAMANTES

Bello y mortal: la macabra historia del diamante Hope

Por: HISTORY Latinoamérica

El diamante Hope es mundialmente famoso, no sólo por su gran tamaño y su raro tinte azulado, sino por la maldición que, dicen, aqueja a todos sus propietarios.

 

Videos más vistos del mes: Cleopatra: La última reina de Egipto 

 

La leyenda dice que la gema fue extraída de un santuario montado en homenaje a la diosa hindú Sita, y que ese sacrilegio es el responsable de la maldición. Llegado a Europa en manos del joyero Jean Baptiste Tavernier, el diamante fue comprado por Luis XIV, quien redujo su tamaño y le dió forma de corazón. Gran parte de los hijos del rey morirían a temprana edad.

Años más tarde la joya fue obsequiada a María Antonieta, quien moriría decapitada durante la Revolución Francesa. Una amiga de la reina, la princesa de Lamballe, quien había usado el diamante en más de una ocasión, también moriría apaleada por una turba.

 

Videos más vistos del mes:

 

La piedra fue robada y apareció siglos después en manos del joyero holandés Wilhelm Fals, quien le dio la forma ovalada que posee en la actualidad; él murió asesinado por su propio hijo. El diamante siguió circulando: fue regalado a una noble rusa que murió asesinada, y luego estuvo en manos del príncipe Iván Kanitowski, ajusticiado por los revolucionarios bolcheviques.

Su último propietario, el joyero Harry Winston, donó la pieza al al Instituto Smithsonian de Washington, donde reposa en la actualidad.

 


Fuente: supercurioso