curiosidad

Bienvenidos al infierno: un gigantesco cráter de fuego que nunca deja de arder

En Turkmenistán, el Pozo de Darvaza ofrece un espectáculo de alto impacto a turistas y locales. ¿Cuál es el origen de este monstruoso cráter de fuego?

Ubicado en el desierto de Karakum, en Turkmenistán, se encuentra uno de los lugares más extraños sobre la faz de la Tierra: se trata de un gigantesco pozo de fuego, también conocido como "Puerta del Infierno".

El cráter, que tiene unos 50 metros de diámetro y más de 20 metros de profundidad, arde incesantemente desde hace 44 años y nadie sabe a ciencia cierta hasta cuándo lo hará. Si bien semejante caldera de fuego podría despertar las teorías más enigmáticas acerca de su origen, lo cierto es que nació por causas absolutamente naturales, aunque con la intervención del hombre.

Extendiéndose hasta ocupar un setenta por ciento de la superficie de Turkmenistán, el desierto de Karakum es rico en petróleo y gas natural. En 1971, durante la realización de varias obras de prospección de gas, un equipo de geólogos ruso descubrió una cueva subterránea. Para saber si albergaba o no gas natural en su interior, decidieron prenderla fuego. Desde entonces, el Pozo de Darvaza no ha dejado de arder, ofreciendo un espectáculo único en el mundo.

Video: 

 

Fuente: peru.com

Imagen: Wikimedia Commons