HUMANIDAD

Brujas de Vardø: uno de los primeros juicios de brujería de Europa

Conocidas como las Brujas de Vardø, estas mujeres fueron condenadas y ejecutadas por generar una tormenta que dejó sin hombres a su poblado.
Por: HISTORY Latinoamérica

Vardø, un pequeño pueblo noruego conocido como “La Capital de las Brujas”, sufrió un antes y un después en su historia, tras una tormenta en la Nochebuena de 1617 que condenó a todas las personas de sexo masculino. Fue epicentro de uno de los juicios más importantes de la historia que condenó a la hoguera a 91 mujeres, acusadas de provocar la catástrofe que eliminó a todos los hombres de su población

Uno de los primeros juicios de brujas

Antes de la tragedia, Vardø era isla de indígenas libres que llevaban una vida calma, donde los hombres eran pescadores y proveían alimento a sus hogares; las mujeres se quedaban en sus casas cuidando a hijos y ancianos. Pero luego llegó aquella tormenta en la que murieron más de 40 hombres junto a sus 10 de sus barcos pesqueros.

 Representación de la quema de una bruja en Vardø por el artista Liz Adamson.

Allí surgió la figura de una mujer independiente, llamada Kirsti Sørensdatter, que tenía una relación más igualitaria con su marido, y había aprendido a pescar y trabajar la tierra, gracias a las enseñanzas de su esposo antes de su fallecimiento. Ella tomó el mando del pueblo, quedó al mando de los barcos y logró organizar a los sobrevivientes para no morir congelados y de hambre.

 Prueba del agua a una supuesta, si flotaba era una hechicera.

Sin embargo, tres años después de la catástrofe que terminó con la vida de los hombres de Vardø, llegó la Santa Inquisición al pueblo y comenzaron los juicios contra las mujeres sobrevivientes de la tormenta, ya que se las acusaba de haber practicado brujería. Se estima que unas 150 personas fueron ejecutadas por esta causa entre 1621 y 1663, siendo la mayoría mujeres.

 Las brujas de Vardø en un Akelarre con Satanás.

Hace 10 años, la Reina Sonja de Noruega instaló el monumento Steilneset a las víctimas de los juicios de brujas en Vardø, en el mismo sitio que se cree que se dio lugar a la ejecución de las 91 supuestas brujas. El monumento fue pensado como atracción turística de una zona de Noruega económicamente deprimida pero excepcionalmente hermosa. 

Podría interesarte:


Fuente: infobae.com (Jorge Cantillo)

Imágenes: Istock/ infobae.com