apocalipsis

Científicos identifican a los 'monstruos del Apocalipsis': ¿estamos ante una nueva extinción masiva?

Investigadores de la Universidad de Gante, hallaron la potencial principal causa de la segunda extinción masiva en la Tierra y advierten que las condiciones planetarias ya están dadas.

Una de las extinciones masivas de organismos vivos más antiguas de la historia planetaria, la del ordovícico/silúrico, que sucedió hace 420 millones de años, pudo ser provocada por el agotamiento del oxígeno en los océanos y la presencia de metales nocivos en sus aguas, según estima el trabajo de un equipo científico.

Esta nueva teoría, que contempla por primera vez la anoxia (falta de oxígeno) global en los océanos como factor determinante en las extinciones masivas, es superadora de las hipótesis vigentes hasta hoy, que adjudicaban la desaparición del 85 por ciento de las especies del período ordovícico a los episodios glaciares y los cambios en la composición atmosférica.

Las nuevas conclusiones surgen a raíz del estudio del plancton, registrado en fósiles localizados en Libia, que pertenecieron al período silúrico tardío. Específicamente, los científicos se centraron en los quitinozoos, hallando en ellos malformaciones coincidentes con altas concentraciones de metales, como plomo, manganeso, aluminio y cobre, entro muchos otros. Los especialistas denominaron a estas irregularidades "cambios teratológicos" (del griego 'theratos', que significa 'monstruo').

Así, el envenenamiento del agua con metales habría causado inicialmente cambios en el plancton, afectando posteriormente a un gran número de organismos vivos. Actualmente, se verifica un anormal crecimiento de gran cantidad de organismos acuosos, con un alto nivel de toxinas metálicas, lo que podría ser indicio de una cercanía a los niveles de la última extinción masiva del planeta.

 

 


Fuente: IFL Science

Imagen: Thijs Vanderbroucke / CC BY 4.0