Carros

Cinco cosas que seguramente no sabías acerca de los aceites sintéticos para motor

Por: HISTORY Latinoamérica

@QUAKERSTATEMEXICO te acompaña a leer la siguiente nota:

El uso de un aceite sintético garantiza una protección total en el motor de tu vehículo; por eso pensamos que es el responsable de evitar el desgaste prematuro, ya que la calidad de sus básicos y su paquete de aditivos resultan de vital importancia para mejorar el rendimiento y funcionamiento de tu auto.

En el siguiente cambio de aceite debes considerar estas 5 cosas que desconocías acerca de un aliado indispensable para el mantenimiento y vida de tu motor.

  1. Los aceites sintéticos reducen el desgaste: los motores están hechos de diversos materiales metálicos y cuando se encuentra en marcha; sus piezas generan una gran fricción, al mismo tiempo calentamiento y como consecuencia da paso al desgaste. El aceite sintético es un lubricante de alta calidad y proporciona alta protección, su resistente película cubre y separa las principales piezas en constante fricción minimizando el desgaste.
  2. Los aceites sintéticos brindan una mejor protección que los aceites minerales: el aceite sintético tiene su origen en años de investigación; su formulación de aceites base y aditivos son de alta calidad es decir, mucho más homogéneos, con una resistencia al envejecimiento (lo que comúnmente se le llama oxidación), además son altamente resistentes a las temperaturas de operación del motor (que pueden ser bajas o altas). Por ello son el resultado de exhaustivas pruebas en donde se mide el desempeño y protección a las piezas metálicas; esta es una razón por las que los aceites sintéticos son considerados un producto de laboratorio.
  3. Más viscoso no es sinónimo de mejor: la principal función del aceite sintético es reducir el desgaste, fluyendo de manera eficiente por las cavidades más diminutas, bajo condiciones climáticas extremas. En realidad, la viscosidad del aceite deberá ajustarse de acuerdo al desgaste del motor.Un tip adicional que podemos darte son los síntomas que tu auto podría presentar para considerar un aumento en la viscosidad:
    Humo azul por el tubo de escape
    Consumo de aceite fuera de los parámetros considerados por el fabricante
    Ruidos extraños
    Fugas
  4. Los aceites sintéticos contribuyen a la limpieza del motor: El motor es un equipo considerado de combustión interna esto es por aspiración y compresión de aire combinado con una inyección de gasolina y una chispa; esta combustión genera ácidos y partículas de hollín. Por lo que el aceite sintético tiene un paquete de aditivos especiales que ayudan a neutralizar, remover y dispersar esta contaminación, ayudando al filtro a retener los sólidos de gran tamaño para evitar que recirculen nuevamente por el motor.
  5. Los aceites sintéticos previenen atascamientos: los aditivos del aceite sintético logran mantener en suspensión las moléculas de polvo, dispersándolas por acción del lubricante. Esto ayuda a evitar la formación de restricciones de flujo.

Ahora tienes 5 razones más para usar un aceite sintético en tu motor.