HUMANIDAD

Cómo acabó el penacho de Moctezuma y otros tesoros prehispánicos en Austria

México escogió el año 2021, cuando conmemorará los 200 años de su independencia, los 500 de la conquista por parte de España y los 700 de la fundación de Tenochtitlán, para exhibir al mundo algunos de sus tesoros prehispánicos más representativos. En este contexto, las autoridades nacionales pretenden que estas piezas invaluables, entre códices, máscaras y otras reliquias arqueológicas, sean repatriadas para que los mexicanos puedan admirarlas en su país.

"Por estos acontecimientos, queremos mostrar a los mexicanos la grandeza cultural de nuestro pueblo que, por los intereses de quienes nos invadieron y colonizaron, fue distorsionada", sostuvo Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. En este contexto, Beatriz Gutiérrez Müller, primera dama y coordinadora del proyecto de Memoria Histórica y Cultural de México, está manteniendo encuentros con líderes europeos con vistas a recuperar, al menos de forma transitoria, algunos de los objetos mexicanos en territorio extranjero.

Entre las varias piezas históricas de México en suelo extranjero, destaca especialmente el penacho del México Antiguo, célebremente conocido como el penacho de Moctezuma, que desde hace siglos permanece en Austria. Según la teoría más aceptada, el penacho fue un obsequio de Moctezuma al conquistador Hernán Cortés, en ocasión de la llegada de los europeos al golfo de México, cuando el siglo XVI iniciaba. Esta perspectiva plantea que el penacho no sería una de las piezas saqueadas durante la conquista.

 Penacho Moctezuma

"Es obvio que durante la Conquista hubo saqueos, pero en este caso no podemos hablar de un robo porque fue parte de un obsequio con un propósito muy específico", aseguró Iván Escamilla, del Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Autónoma de México (UNAM). "La idea de que esto se tenga que recuperar para hacer, de alguna manera, justicia… no tiene tanto sentido en este caso", concluyó durante una entrevista con el medio bbc.com. Sin embargo, tampoco está comprobado que el penacho perteneció a Moctezuma.

El penacho, que según los expertos fue probablemente utilizado por sacerdotes, ya que los emperadores solían vestir diademas de oro con algún ornamento de forma triangular en el frente, llegó hasta territorio austríaco a través de Hernán Cortés. Al menos eso sostiene la hipótesis más aceptada, que asegura que el conquistador obsequió la pieza al rey Carlos I de España y V de Alemania, cuya ascendencia familiar, de la línea de los Habsburgo,  es de origen austríaco.

 Penacho Moctezuma

Aunque la historia tiene algunos baches, después de llegar el penacho hasta manos de la corona española, fue localizado a finales del siglo XVI entre las piezas que conforman la colección privada del archiduque Fernando II de Habsburgo, emparentado con Carlos I. Mucho más tarde, en el siglo XIX, el penacho fue identificado como parte del patrimonio cultural mexicano, aunque jamás regresó a México. Mientras tanto, hoy es la pieza más importante y estudiada por los expertos del Museo del Mundo de Viena.

 Penacho Moctezuma

El penacho no es la única pieza cultural mexicana que México reclama al mundo: López Obrador ha solicitado a Italia la devolución del Codex Fiorentino y el Codex Cospi, o Bologna, actualmente guardado en bibliotecas italianas. También fueron reclamados al Vaticano otros tres códices con mapas de Tenochtitlán, entre los que se destaca el Códice Borgia, que conserva como ningún otro la escritura de estilo azteca prehispánica. También hay piezas mexicanas en Francia, Inglaterra.


Fuente: bbc.com (Marcos González Díaz)

Imágenes: Shutterstock / bbc.com (AFP)  / Twitter (@lopezobrador)