SUGESTIONES

Cómo engañar al cerebro humano

El cerebro humano no puede analizar toda la información que lo circunda; como parte de una estrategia de supervivencia está entrenado para funcionar de manera estadística. Así, extrae lo más relevante de una situación y a partir de eso saca sus conclusiones. Esta capacidad de selección es la misma que hace que seamos engañados con las ilusiones ópticas. A continuación, explicamos por qué nos “engañan” algunas de las más comunes.

 

-¿Qué línea es más larga?

Aunque estas dos líneas tienen la misma longitud, la de abajo parece más larga. Esto sucede porque el cerebro interpreta que la línea con las aletas hacia afuera está más lejos, por lo tanto si se tratara de una figura en el horizonte, sería efectivamente más larga.

 

-Paralelas locas

Las líneas de este dibujo son paralelas. Ocurre que el patrón de zig zag vertical en el que están ordenados los cuadrados altera la capacidad de nuestro cerebro de entender las líneas horizontales como tales.

 

-¿Magenta o naranja?

Todos los cuadrados interiores en este gráfico son en verdad del mismo color, pero como la manera en que percibimos un color cambia en relación a los colores que lo rodean, los vemos diferentes.

 

-Giran y giran

Aquí ocurre un fenómeno similar al del cinematógrafo. Mientras vamos leyendo la imagen, quedan grabadas en la retina las imágenes que vimos un segundo antes. Así mientras pasamos la vista por el dibujo, las imágenes se superponen generando la ilusión de movimiento.

 

-¿Cara o copa?

En esta clásica imagen entran en conflicto las figuras de forma y fondo. Nuestro cerebro no es capaz de decidir si la figura es una copa o un par de caras enfrentadas porque es incapaz de ver las dos cosas al mismo tiempo.

 

Video Sugestiones:

 


Fuente: Pichicola.net