HUMANIDAD

Cómo nació el primer impuesto de la historia, en Egipto

Egipto no solo fue el primer estado centralizado del mundo, sino que también inauguró una de las practicas ineludibles de los ciudadanos en todas las épocas y lugares: pagar impuestos. Ya desde el cuarto milenio a. C., se cobraban aranceles a pequeña escala dentro de los límites geográficos de los reinos predinásticos del Alta Egipto, como Abydos, Nagada e Hieracómpolis.

 

Con la aparición de un estado unificado en todo Egipto, los faraones fundaron un sistema recaudatorio que envolvía al conjunto del país y se apoyaba en una burocracia especializada. Al principio, el propio rey se encargaba de realizar la recaudación o propiciarla con su presencia: embarcaba junto a su flota y recorría el Nilo -desde Abydos a Menfis-, más conocido como “el seguimiento de Horus”. 

IMPUESTO EGIPTO

Las dificultades del viaje se reflejaban en el hecho de que, al principio, se hacía sólo cada dos años. Aprovechando la presencia del soberano, los encomendados de llenar las arcas del tesoro -constituidos en un departamento que existía al menos desde la dinastía I-, establecían en cada localidad ceremonias de recaudación denominadas “el recuento del ganado”. 

Su preminencia era tal que se llevaba la cuenta para cada reinado y servían de referencia cronológica. Pero durante el imperio antiguo, la corte se fue volviendo más sedentaria y la recaudación tomó carácter anual, a la vez que dejaba de estar ligada al viaje periódico del faraón por el Nilo. 


Fuente: infobae.com

Imágenes: Shutterstock