HUMANIDAD

Cuando el terremoto del 19-S develó un desconocido templo de Tláloc

El 19 de septiembre de 2017, un devastador terremoto con epicentro en Axochiapan, Morelos, sacudió la región central de México y la Ciudad de México, dejando un saldo de 369 personas muertas y más de 40 mil edificios colapsados. Después de la tragedia, pudo saberse que además del daño y la tristeza, la catástrofe natural había dado paso a uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de la cultura local.

Dentro de la Pirámide de Teopanzolco, en el sitio arqueológico de Cuernavaca, Morelos, el temblor de la tierra dio paso al descubrimiento de los restos de un desconocido templo consagrado por los mexicas a Tláloc, dios de la lluvia, estructura que erigió la cultura tlahuica. Ocurrió cuando los arqueólogos reforzaban el núcleo de la pirámide, hundido más de 30 centímetros a raíz del sismo.

10.01.N2.Terremoto1

Durante las obras, fueron descubiertos muros, una banqueta y restos de una pilastra, enterrados en el interior de la pirámide, aproximadamente a un metro y medio de profundidad. Según precisaron los especialistas, la estructura existe desde el año 1150, lo que confirmaría la hipótesis de que la cultura tlahuica influenció la construcción del Templo Mayor en la gran Tenochtitlan de los mexicas.

10.01.N2.Terremoto1

Se especula con que el templo tuvo dimensiones aproximadas a los seis metros de largo por cuatro de ancho, y contó con una escalera de acceso desde el ala oeste, en el mismo sitio donde se encuentra la escalinata de acceso a la pirámide, hoy expuesta. En el interior también se hallaron restos de cerámicas y grandes cantidades de carbón. Además, los especialistas suponen que probablemente haya un templo adyacente dedicado al dios Huitzilopochtli.


Fuente: infobae.com

Imágenes: Shutterstock / INAH