CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Déjà vu: ¿es posible predecir el futuro?

Aunque todas las personas lo han experimentad alguna vez, difícilmente alguien pueda explicar qué es o por qué sucede un déjà vu, palabra de origen francés que significa «ya visto antes» y que alude a la sensación que este fenómeno genera: estar viendo o viviendo algo que ya sucedió. Más allá de cualquier explicación mundana, la ciencia analiza este raro estado de la percepción que llegó a ser vinculado con enfermedades mentales o, más atinadamente, con el desempeño cerebral.

Una de las cosas que sí se saben sobre el déjà vu, es que se relaciona con la memoria, lo cual explica por qué el fenómeno es más frecuente entre personas jóvenes. De hecho, aunque la ciencia no lo ha podido esclarecer absolutamente, sí considera que se trata de un fenómeno particular de la memoria. Algunos estudio lograron hallar factores comunes entre las personas que suelen experimentar este fenómeno, como el estrés inesperado o por períodos prolongados, rasgos de alta inteligencia, creatividad o imaginación, y la edad: especialmente en personas entre los 15 y los 25 años.

0309.H.N2.Deja1

Los científicos han detectado tres tipos de déjà vu, diferentes entre sí a la hora de experimentarlos: déjà vécu, el más común, genera la sensación de estar viviendo algo que ya se vivió; déjà sentí, o la experiencia de estar sintiendo una emoción idéntica a una ya sentida; y déjà visité, la sensación de estar en un sitio por primera vez y sin embargo sentir que ya se lo conocía desde antes. Hasta hoy, la teoría más aceptada explica el déjà vu como un breve lapsus, o retraso, entre la percepción de un estímulo externo y el proceso cerebral por el cual se puede dar cuenta de él.

0309.H.N2.Deja2

Mientras tanto, más allá de la ciencia, varias teorías informales han tratado de explicar el fenómeno. Entre las más extendidas, se cuentan la teoría del universo paralelo, que interpreta al déjà vu como la reminiscencia de un universo alternativo al que el cerebro puede acceder; la teoría de vidas pasadas, que vincula la experiencia con una memoria fugaz de una vida anterior; o la teoría de las estructuras similares, que encuentra una explicación en el ahorro de energía que el cerebro realiza al almacenar sólo información básica de las experiencias previas y que, al ser reinterpretada, puede generar la típica sensación de déjà vu.


Fuente: supercurioso.com

Imágenes: Shutterstock