CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Descubren qué alimentó a los primeros agujeros negros del universo

Con ayuda del Very Large Telescope del Observatorio Europeo Astral, expertos del Instituto Max Planck de Astronomía de Heidelberg, en Alemania, estudiaron de cerca el denominado Amanecer Cósmico, es decir, el período durante el cual se conformaron las primeras galaxias y estrellas, hace más de 12 mil millones de años. Así lograron descubrir que los primeros agujeros negros supermasivos, en el interior de las galaxias, se alimentaron de los reservorios de gas frío que las envolvían.

El estudio permitió demostrar que los halos de gas en torno a las primeras galaxias del universo, no sólo fueron el sustento ideal para que sus agujeros negros crecieran, sino también para una intensa formación de estrellas. Se trata de la respuesta a una pregunta que los astrónomos se hacían desde hace mucho tiempo: ¿cómo fue posible que los agujeros negros supermasivos lograran desarrollar semejante tamaño durante una etapa primordial de la conformación del universo?

10.01.N1.Primeros

La investigación obtuvo sus conclusiones después de estudiar 31 cuásares, observados directamente a través del tiempo, hasta remontarse a más de 12.500 millones de años atrás. Por entonces, el universo apenas contaba con 870 millones de años, algo que en términos astronómicos es muy poco tiempo. Doce de los cuásares analizados demostraron estar rodeados por enormes reservorios de gas, básicamente, halos de hidrógenos denso y frío esparcidos a través de 100 mil años luz.


Fuente: elcomercio.com

Imágenes: Shutterstock