HUMANIDAD

Después de morir, una persona sigue sintiendo lo que sucede a su alrededor

Tradicionalmente, la ciencia impone un límite tajante a la muerte: tras la parálisis del corazón, cuando ya no es posible reanimarlo, una persona está clínicamente muerta. No obstante ello, un estudio reciente parece dar un giro rotundo sobre esta concepción.

El doctor Sam Parnia, de la Universidad de Stony Brook, en Nueva York, realizó un estudio que sugiere que la conciencia perdura durante algunos minutos, después del paro cardíaco, permitiendo al fallecido ver, escuchar y sentir lo que sucede en el entorno.

1706.H.N2.Siente1

A tal conclusión arribó el doctor Parnia, después de dirigir una investigación que indagó en la experiencia y testimonios de varios pacientes resucitados, es decir, que sufrieron un paro cardíaco y pudieron ser reanimados.

En la gran mayoría de los casos, los pacientes fueron capaces de describir con detalle las maniobras y conversaciones que presenciaron mientras su corazón estaba paralizado. Incluso cuando estuvieron a poco de ser declarados muertos, aún podían sentir todo a su alrededor.

1706.H.N2.Siente2

Según Parnia, después de que el corazón deja de latir, pueden transcurrir incluso horas hasta que el cerebro deja de cumplir absolutamente sus funciones. Así, concluye que una persona clínicamente muerta, probablemente continúe con algún grado de consciencia durante un lapso de tiempo.


 

Fuente: pijamasurf.com

Imágenes: Sutterstock