UNIVERSO

Detectan un gigantesco anillo de diamantes a 2500 años luz de la Tierra

El trabajo de un equipo de astrónomos del Observatorio Europeo Austral (ESO) logró captar la particular imagen de una nebulosa planetaria asombrosamente semejante a un anillo de diamantes.

Se trata de una gran coincidencia cósmica por la que la nebulosa Abell 33, surgida durante el proceso de envejecimiento de una estrella, se alineó con otra estrella situada en primer plano, originando así la imagen de un gigantesco anillo con una gema brillante.

Según explicaron los científicos del ESO, gran parte de las estrellas con masas similares a la de nuestro Sol finalizan su existencia como enanas blancas, lanzando sus atmósferas hacia el espacio y reduciendo su tamaño a medida que se extinguen. Durante este proceso, a lo largo de millones de años, estos cuerpos súper calientes y densos se van enfriando.

Las imágenes captadas por el telescopio VLT registran la nebulosa situada a 2500 años luz de la Tierra con una forma sorprendentemente circular, lo que representa una verdadera rareza, ya que normalmente estas formaciones adquieren fisonomías irregulares.

La estrella que oficia como diamante del anillo es la denominada HD 83535, situada en primer plano frente a la nebulosa y a medio camino entre el planeta Tierra y la formación de Abell 33.