HUMANIDAD

Día de Muertos: el auténtico significado de los 7 niveles del altar

Los días 1 y 2 de noviembre se celebra uno de los acontecimientos más emblemáticos para los mexicanos: el Día de Todos los Santos y el Día de todos los fieles difuntos, más conocido como “El Día de Muertos”. Esta tradición, reconocida a nivel mundial, tiene como objetivo homenajear, honrar y recordar a aquellos seres queridos que ya no se encuentran entre los vivos.

Una de las formas más representativas de enaltecer a los muertos es el Altar de los Muertos, en el cual se ubican distintas ofrendas para el honrado. La mayoría de los mexicanos suele preparar la comida preferida del difunto; además, se colocan varios elementos como inciensos, papeles de colores picados, flores, bebidas, velas, fotografías, sales y hasta juguetes -en caso de ser niños-.

El origen de esta celebración tiene su comienzo en la época prehispánica e incluso se la considerada como patrimonio cultural de la humanidad. Lo que muchos no saben es que este altar posee siete niveles, los cuales representan los estratos de existencia, es decir, los pasos que sigue el alma del difunto para alcanzar su descanso en paz.

DIA DE MUERTOS

El primer nivel es El Santo, donde se coloca la imagen del difunto; la segunda es las Ánimas, donde se concede al homenajeado el permiso de salir; la tercera es la Purificación, donde se limpia el alma con sales; la cuarta es El Alma, la eucaristía; la quinta es Comida, donde van las comidas y frutas; en la sexta van retratos familiares; y en la séptima –La Cruz- se colocan cruces formadas por objetos. 


Fuente: heraldodemexico.com.mx

Imágenes: Shutterstock / Twitter (@fuentarena)