HUMANIDAD

El agujero más grande jamás hecho por un ser humano

Muchos sostienen que la entrada al infierno se ubica en las ruinas de un centro soviético de investigación científica, ya abandonado. Se trata del Kola Superdeep Borehole, el agujero más profundo jamás excavado por el hombre. Allí, a través de los 12.2 kilómetros de perforación, la leyenda cuenta que es posible escuchar a las almas en pena del infierno.

Los trabajadores de la ex Unión Soviética demoraron prácticamente 20 años en taladrar semejante distancia, y debieron suspender la obra cuando recién habían cumplido un tercio de la distancia que hay entre la corteza terrestre y el manto. El proyecto se canceló después de la guerra Fría.

1506.H.N2.Gigante2.jpg

De hecho, durante la guerra Fría existió una carrera entre las superpotencia mundiales para perforar la corteza terrestre tan profundo como fuera posible, con el objetivo final de alcanzar el manto planetario.

Ahora, Japón se propone lograrlo. El objetivo es obtener muestras del manto, para lo cual se especula con la posibilidad de taladrar en alguna región de Omán, en donde el manto se encuentra más cerca de la superficie. También existe posibilidad de hacerlo en el lecho marino, donde la corteza terrestre es más delgada.

1506.H.N2.Gigante1.jpg

En promedio, la corteza terrestre mide unos 40 kilómetros de espesor, tras lo cual sigue el manto profundo, que mide unos 2.900 kilómetros aproximadamente. Después del manto, sería posible llegar hasta el núcleo terráqueo, el centro de la Tierra.


Fuente: bbc.com

Imágenes: Shutterstock / bbc.com