CIENCIA Y TECNOLOGÍA

El animal más resistente de la Tierra podría estar viviendo en la Luna

En abril de este año, la nave espacial israelí Beresheet se estrelló contra la superficie lunar, con miles de tardígrados, también conocidos como “osos de agua” o “lechones de musgo”, a bordo. Según los expertos, es muy probable que los diminutos animales hayan sobrevivido al impacto.

Los tardígrados son criaturas muy pequeñas, de no más de un milímetro, increíblemente resistentes. Aunque normalmente viven en el agua, o en finas películas de agua de plantas como el liquen o el musgo, logran sobrevivir en temperaturas y condiciones extremas de cualquier región del mundo.

En el marco de un proyecto que intenta crear una especie de arca de Noé, o respaldo de vida planetaria, la organización The Arch Mission envió a la Luna un archivo de 30 millones de páginas con información sobre el planeta. Junto con este respaldo, también incluyó muestras de ADN humano y la carga de tardígrados, previamente deshidratados.

1708.H.N2.Nave

“Los elegimos porque son especiales. Son la forma de vida más dura que conocemos. Pueden sobrevivir prácticamente a cualquier cataclismo planetario. Pueden sobrevivir en el vacío del espacio, pueden sobrevivir a la radiación”, señaló Nova Spivack, directiva de Arch Mission. Los animalitos viajaron a la Luna en estado de animación suspendida, con el cuerpo se deshidratado y el metabolismo ralentizado al 0,01 por ciento de su ritmo normal.

“En ese estado, luego puedes rehidratarlos en un laboratorio y se despertarán y volverán a estar vivos”, agregó Spivack. Así, en caso de sobrevivir, los animales podrían reactivarse incluso varios años después. Se espera que, además de los tardígrados, la mayor parte de la información de la biblioteca lunar haya sobrevivido al impacto.


Fuente: cnnespanol.cnn.com

Imágenes: Shutterstock