ADOLF HITLER

El cadáver que engañó a Hitler y cambió la historia de la guerra

Por: HISTORY Latinoamérica

Una mañana de mayo de 1943, un pescador halló un cadáver en un área solitaria de las costas españolas. El cuerpo tenía ropa militar británica, un salvavidas y un maletín encadenado a su cuerpo. Sus efectos personales permitieron identificarlo como el Mayor William Martin, capitán y comandante de los infantes de la marina real británica.

Video relacionado:

Cuando los nazis revisaron los efectos personales del fallecido comandante, hallaron correspondencia entre el teniente general Sir archibald Nye, vicepresidente del Estado Mayor, y el general Harold Alexander, que detallaban los planes aliados para invadir el territorio nazi: playas de las potencias del Eje que iban a ser atacadas, detalles clave de la “Operación Husky” (un plan de invasión a través de Córcega, Cerdeña y Grecia) y el plan de un falso ataque a Sicilia para alejar a las fuerzas alemanas del lugar real de la invasión.

España, que era técnicamente territorio neutral, entregó el cadáver al ejército británico y devolvió los documentos encontrados con la supuesta y requerida discreción. Sin embargo, cada papel había sido fotografiado por los nazis y los sobres vueltos a sellar. Inmediatamente, Hitler, haciendo uso de esta magnífica oportunidad, ordenó desviar una gran cantidad de fuerzas para proteger Cerdeña, Córcega y Grecia. No obstante, el ataque nunca se produjo.

Se trataba del plan “carne picada” y consistía en plantar falsos documentos miliares en manos de un hombre muerto en el mar, que pudiera ser descubierto por los nazis. Para ello, los aliados habían conseguido a un hombre muerto de neumonía (con agua en sus pulmones) y creado una identidad falsa con todo lujo de detalles (llaves, cartas de amor, facturas de hoteles, y todo tipo de posesiones).

El 9 de Julio de 1943, los aliados lanzaron la verdadera ofensiva contra el objetivo real: Sicilia. Cuando las potencias del Eje advirtieron el engaño, ya era demasiado tarde, Sicilia estaba bajo el control aliado, dándoles una ventaja estratégica importante que colaboró con la caída de Mussolini.


Fuente: es.gizmodo.com