HUMANIDAD

El delincuente que terminó convertido en un par de zapatos

George Parrot, también apodado “nariz larga”, fue un famoso delincuente que formó parte de una banda que operaba en Wyoming, Estados Unidos, y se dedicaba al robo de diligencias y asalto de trenes. Sin embargo, adquirió fama por ser la única persona en la historia que después de muerto se convirtió en un par de zapatos.

 

Todo comenzó el 16 de Agosto de 1878, mientras los bandidos intentaban asaltar un tren de Unión Pacific. No solo fallaron en su objetivo, sino que además los integrantes de ferrocarril armaron un grupo de hombres para perseguir a los delincuentes y hasta ofrecieron una recompensa de 10 mil dólares por la captura de la banda, vivos o muertos.

ZAPATOS.ASESINO

Dos años más tarde, en Miles City, Montana, Parrot cometió el error de emborracharse y contar el planeamiento de aquel robo y cómo habían sido asesinados los integrantes del ferrocarril. La confesión llegó rápidamente al sheriff Rankin, quien se acercó al salón donde estaba bebiendo el delincuente y lo detuvo.

ZAPATOS.ASESINO

El 22 de Marzo de 1881, mientras Parrot intentaba escapar de la cárcel, asesinó al sheriff Rankin. En consecuencia, fue golpeado por unas 200 personas y atado a un poste de telégrafos, donde terminó ahorcado durante varias horas, hasta que los médicos Thomas Maghee y John Osborn decidieron retirarlos para estudiar su cerebro criminal.

ZAPATOS.ASESINO

Más tarde, El doctor Osborn extrajo toda la piel de los muslos y del pecho de Parrot, y pidió que le confeccionen un par de zapatos y una bolsa de medicina. Cuando el pedido fue terminado, Osborn se colocó el calzado y lo lució orgullosamente. Actualmente, el Museo de Rawlins, exhibe una máscara mortuoria de Parrot, su cráneo y los infames zapatos hechos con su piel.


Fuente: clarin.com (Gustavo Londeix)

Imágenes: clarin.com