GUERRAS

El día en el que la Navidad pudo más que la Primera Guerra Mundial

El comienzo de la Primera Guerra llevaba apenas algunos meses y la Navidad estaba cada vez más cerca. Los soldados, al menos en su gran mayoría, habían partido al frente de batalla con la esperanza de que el conflicto terminara prontamente. En este contexto, se dio una de las más extraordinarias y recordadas historias de guerra

 

 

Con el tiempo, el curioso evento sería conocido como la «Tregua de Navidad», un acuerdo por el cual los soldados alemanes e ingleses dejaron de combatir, extraoficialmente, para compartir la noche del 24 de diciembre de 1914. 

 

 

Durante la vigencia de esta tregua, los bandos intercambiaron prisioneros y celebraron ceremonias de sepultura para los compañeros caídos. También habrían disputado partidos de fútbol, compartido comidas, cigarros y whisky.

En algunos frentes, la tregua se extendió hasta el 1 de enero y fue la única durante los años que duró la Primera Guerra Mundial. A medida que la contienda se hizo más intensa, los altos mandos militares prohibieron taxativamente cualquier tipo de confraternización con el enemigo.

 


Fuente: vix.com