descubrimiento

El dinosaurio más grande del mundo es argentino

El animal más grande que haya pisado la Tierra, al menos entre los conocidos hasta el momento, fue descubierto en la provincia de Chubut, en la Patagonia argentina. Este saurópodo, todavía sin nombre definido, era herbívoro y tenía cuello y cola largos, pero un cráneo algo pequeño en comparación con el resto de su cuerpo.

¿Su tamaño? Imponente: 20 metros de altura, equivalente a un edificio de 7 pisos, por establecer una comparación anacrónica; y un peso de entre 90 y 100 toneladas, algo así como 14 elefantes africanos adultos juntos. Se cree que aumentaba nada menos que 6 mil kilogramos por año. Su primer rastro fue descubierto por Aurelio Sánchez, un peón rural de la zona, a lo que se sumó luego el trabajo de campo del personal del Museo Paleontológico Egidio Feruglio, de la citada provincia. Los investigadores, liderados por Rubén Cúneo, afirman sin titubear que no creen que pueda haber un animal terrestre más grande, de ninguna época en ningún rincón del planeta.

En el lugar del descubrimiento hay unos siete ejemplares de esta especie todavía no bautizada por la ciencia; es posible que estas enormes criaturas eligieran esa zona en particular para terminar sus días. Todos los datos que se van conociendo son magníficos: Según el paleontólogo José Luis Caraballido, estos gigantes patagónicos que habitaron en los comienzos del período Cretácico Superior, eran capaces de comerse bosques enteros en pocos minutos para alimentarse. No deja de sorprender la cantidad de información precisa con la que se cuenta de una especie tan recientemente descubierta, pero así es el azar de las investigaciones arqueológicas: esta vez se encontraron intactos el fémur y el húmero del animal; contrastando el tamaño de ambos es posible conocer el peso y el tamaño casi exacto del dinosaurio.