misterio

El enigmático monstruo de Tully

Durante la década de 1950, en el depósito fósil de Mazon Creek, en Illinois, Estados Unidos, fue descubierto un fósil de 300 millones de años de antigüedad. Aunque a simple vista parecía el fósil de una especie de babosa, tras un análisis detallado, los científicos descubrieron que en donde debería estar la boca, la criatura tenía un largo apéndice rematado por un par de afiladas garras; y que sus ojos sobresalían del cuerpo en forma de antenas.

La criatura fue llamada Tullimonstrum, mejor conocida como el Monstruo de Tully. Hasta la fecha, nadie en la comunidad científica ha sido capaz de determinar si el animal era vertebrado o invertebrado, o cómo se sucedieron sus conexiones evolutivas. El misterio de su naturaleza lo ha popularizado hasta el punto de erigirlo como el fósil oficial del estado de Illinois.

2711.H.N1.Monstruo

Los estudios más recientes, que se realizaron con un acelerador de partículas de la Universidad de Stanford, exploraron la composición química del fósil y lo compararon con animales aún vivos. Los resultados preliminares apuntan a que probablemente la criatura fue un invertebrado, como los pulpos o los calamares. En adelante, el estudio de los fósiles a nivel químico y molecular será fundamental para descubrir la identidad de esta y otras criaturas enigmáticas.


Fuente: infobae.com

Imágenes: Shutterstock