CIENCIA Y TECNOLOGÍA

El error más increíblemente torpe en la historia de la NASA

En 1998, desde Cabo Cañaveral, la NASA lanzó un cohete hacia Marte que transportaba la MARS Climate Orbiter,  el primer satélite meteorológico para investigar el clima y la atmosfera de otro planeta. La nave debía llegar en septiembre del año siguiente y orbitar la superficie marciana a 150 kilómetros de altura, recopilando datos que luego enviaría a la Tierra. Sin embargo, jamás logró cumplir su misión.

Durante su viaje a Marte surgió un inconveniente inesperado: los controladores que corrigen su recorrido en el espacio observaron que la nave se desviaba sin motivo aparente de su rumbo. El 23 de septiembre de 1999, la nave desapareció de las pantallas de la NASA y la inversión de 125 millones de dólares que había costado la misión se evaporaba en algún lugar cercano a Marte.

1703.H.N2.Error1

Ante la alarma generada por la desviación del recorrido de la nave, los controladores dieron aviso a las autoridades de la NASA que no pudieron encontrar una solución al problema. Tiempo después se organizó una  comisión de investigación para develar el misterio. Tras numerosos informes, llegaron a la humillante conclusión de que se habían cometido errores en las unidades de medida.

1703.H.N2.Error2

El control desde la estación terrestre utilizaba el sistema métrico decimal, mientras que la nave interpretaba los datos en el sistema anglosajón. Cada vez que los controladores indicaban una maniobra en medida de néwtones, la nave los interpretaba como si fuesen libras. Por eso, cuando los técnicos de la NASA decidieron frenar la nave para aproximarse a Marte, la misma estaba ya destruida en la atmosfera marciana, a solo unos 50 kilómetros de la superficie del planeta rojo.


Fuente: elconfidencial.com

Imágenes: Shutterstock / NASA