CIENCIA Y TECNOLOGÍA

El extraño casco de 1925 creado para no distraerse en la oficina

A lo largo de la historia, el hombre ha creado cientos de miles de inventos. Algunos se han incorporado a la vida diaria, mientras que otros han quedado en el olvido. Tal es el caso de "The Isolator", un extraño casco que fue creado con el propósito de que los empleados en las oficinas no se distrajeran con ningún factor externo y fueran más productivos.

 

"The Isolator" ("El aislador" en inglés)  fue creado por Hugo Gernsback en 1925. Estaba hecho de madera y, como su nombre lo indicaba, tenía el objetivo de "aislar al usuario del ruido y las distracciones exteriores", algo que lograba hasta en el 95%.  

1802.H.N1.Casco1

La visión del casco era frontal y muy reducida, apenas un par de rendijas cubiertas por un cristal pintado de negro, con solo un segmento raspado que permitía ver el papel frente al oficinista. 

1802.H.N1.Casco2

Durante las pruebas realizadas con personas reales, sucedió que los sujetos se adormecían dentro del casco por la oscuridad, el silencio y la falta de aire, por lo que el inventor añadió un tanque de oxigeno al casco, lo que ayudaba a mantener despiertos a los usuarios. Aún así, el invento no prosperó, y hoy en día no es más que una curiosidad de museo.

Banner-HISTORYPLAY


Fuente: culturainquieta.com

Imágenes: culturainquieta.com / Shutterstock.com