RELIGIÓN

El hallazgo arqueológico que reaviva uno de los más antiguos misterios de la Biblia

En el sitio arqueológico de Abel Beth Maacah, un equipo de arqueólogos israelíes encontró la cabeza de una estatuilla del siglo IX a. C. La cabeza estaba enterrada bajo las colinas de la frontera norte de Israel, en el nexo de tres antiguos reinos: Aram-Damasco, Israel y Tiro. Esta ubicación geográfica, el material de la cabeza y el hecho de que está adornada por una corona, hacen creer a los expertos que se trata del rey de uno de estos reinos.

Aunque no se puede probar que se trate de un rey, la pieza de más de 2800 años de edad, es única en el arte figurativo de la Edad del Hierro. Si se tratara de un rey, los candidatos principales serían tres: Ben Hadad o Hazael, reyes de Aram-Damasco; Acab o Jehú de Israel; o Itobaal de Tiro. Acab, rey de Israel, realizó grandes conquistas, pero es recordado por haber caído en desgracia al introducir cultos paganos por influencia de su esposa Jezabel.

1910.H.N1.Estatuilla

Jezabel es recordada como la mujer más despiadada de la Biblia, y a través de la historia se la ha retratado como la traidora y blasfema que murió pisoteada por caballos y comida por perros. Pero la arqueología moderna ofrece otro punto de vista: el de una mujer fuerte que unió a dos reinos enfrentados y que, fiel a sus propios ideales y costumbres, quiso instaurar el culto a los dioses de su infancia.


Fuente: elconfidencial.com

Imágenes: Shutterstock / elconfidencial.com