CIENCIA Y TECNOLOGÍA

El hombre que inventó el primer traje espacial

Pocos saben que la carrera aeroespacial comenzó mucho antes de que el hombre llegara a la luna, en 1969. Son muchos los pioneros que contribuyeron enormemente a semejante logro; uno de ellos es el español Emilio Herrera, quien diseñó una “escafandra estratosférica” que permitiría al hombre alcanzar alturas nunca antes soportadas.

Herrera fue un brillante científico, que incluso soñó con una línea aérea transoceánica que uniera Europa y América. Probó su traje, en 1935, y superó todos los retos que se impuso: protegía al usuario de la radiación solar, resistía los cambios de temperatura y las presiones extremas, y tenía oxígeno en un tubo para más de dos horas.

3105.H.EXTRA.Traje1

Su mayor logro, fue que resolvía el problema de movilidad al darle forma de acordeón a las articulaciones del traje. Algo que terminó aplicando la NASA, pero que tardó décadas en hacer. El traje estaba hecho por capas superpuestas de lana, caucho, lona reforzada con cables de acero y una última capa de plata para evitar el calentamiento.

3105.H.EXTRA.Traje2

El casco era de chapa de acero, forrado de fieltro y recubierto de aluminio pulimentado, con un triple cristal irrompible y filtros para proteger a la vista de la luz ultravioleta. Además, contaba con un sistema de comunicación radiotelefónico. Todo esto pesaba 127 kilos, solo tres kilos más que los trajes que utiliza la NASA desde 1982.


Fuente: rpp.pe

Imágenes: Shutterstock / rpp.pe