HUMANIDAD

El lingüista ruso que descifró los códices mayas

Durante siglos, la antigua escritura maya resultó indescifrable para la comunidad científica, pero, en la década de 1950, un lingüista ruso cambió para siempre la historia de la arqueología. Este 26 de septiembre fue presentado el libro  “El último genio del siglo XX. Yuri Knórozov: el destino del científico”, que retrata la vida y el trabajo de Yuri Knórozov (1922-1999), el hombre que descifró los glifos mayas.

Yuri Knórozov nació el 19 de noviembre de 1922 en Yuzhni, República Socialista Soviética Ucraniana). Tras la invasión de las tropas nazis en la Segunda Guerra Mundial, continuó sus estudios de Historia la Universidad Estatal de Moscú. El deber lo llevó a participar en la ocupación de Berlín, en 1945. Allí, entre las ruinas de la guerra, rescató dos libros: “los códices mayas” y “la relación de las cosas de Yucatán”.

Al analizar los textos, determinó que contenían 355 signos y, para 1952, ya había determinado el modo de leer algunos de ellos. En 1963, publicó su obra más conocida, “La escritura de los indígenas mayas”, lo que supuso una revolución científica y cultural, ya que por primera vez era posible interpretar los textos de la civilización maya.

Knórozov logró descifrar la escritura maya sin haber puesto un pie en sus ruinas. Fue hasta 1989, que visitó Guatemala por invitación del Presidente, Vinicio Cerezo y, en 1994, recibió la Orden del Águila Azteca por su trabajo, el máximo honor conferido por México a los extranjeros.


Fuente: actualidad.rt.com

Imágenes: Shutterstock / Twitter (@@ActualidadRT) / YouTube (RT en Español)