HUMANIDAD

El macabro origen de la sangre azul

Aunque recién en el siglo XX, más precisamente durante la última mitad, fueron descubiertas las increíbles propiedades de una sustancia que hoy se considera clave para la vida humana, ella existe en la Tierra desde hace aproximadamente unos 450 millones de años. La milagrosa sangre del cangrejo herramienta (Limulus polyphemus), animal que sobrevivió a todas y cada una de las grandes extinciones masivas de la Tierra, fue descubierta por el científico Frederik Bang.

Intrigado por su extraordinaria capacidad de supervivencia, no sólo ante los cataclismos naturales, sino también en un hábitat plagado de bacterias, Bang analizó la sangre azul de este cangrejo, que obtiene el color por su riqueza en cobre, y descubrió que es capaz de volverse gelatinosa ante la presencia de bacterias. Así, logra combatir cualquier agente patógeno, inmovilizándolo e impidiendo su paso al resto del organismo. El descubrimiento dio origen a un factor clave de la medicina moderna: prevenir la infección por contaminación bacteriana.

1012.H.N1.Sangre1.jpg

Desde las inyecciones, pasando por el instrumental quirúrgico, hasta cualquier implante, todo deber ser analizado para descartar una contaminación bacteriana. Hasta la irrupción del cangrejo azul, los análisis para detectar bacterias se realizaban con conejos de laboratorio, a través de una prueba poco confiable. Hacia finales de 1960, junto con Johns Hopkins, Jack Levin y James Cooper, Bang desarrolló una prueba clínica superadora, basada en la reacción de la sangre azul ante las bacterias.

1012.H.N1.Sangre2.jpg

Así nació la prueba de lisado de amebocitos de Limulus (LAL), que rápidamente se erigió como la prueba estándar de detección de contaminación bacteriana en el mundo. Hoy, todo lo que entre en contacto con el interior del organismo humano durante una operación quirúrgica, debe antes superar esta prueba. Hasta ahora, durante el proceso para la obtención de la sangre azul, muchos cangrejos herradura mueren. Sin embargo, el trabajo de la Universidad Nacional de Singapur logró sintetizar sus principios activos y pronto serán comercializados.


Fuente: bbc.com

Imágenes: Shutterstock / bbc.com