HUMANIDAD

El médico espía del MI6 que salvó a miles de las garras del nazismo

El Dr. Eduardo Martínez Alonso fue un agente del MI6 que actuaba bajo el amparo de la neutralidad española. Desde el salón de té “Embassy” en Madrid, coordinó operaciones de rescates clandestinos para ayudar a los miles de condenados a muerte por Adolf Hitler, incluyendo judíos, polacos, checos y apátridas que cruzaban el territorio español rumbo a Portugal y Gibraltar.

Siendo médico de la embajada del Reino Unido, “Lalo” –apodado así por su familia- ingresaba a un campo de concentración en Miranda de Ebro, donde reunía a los indocumentados encarcelados y se los llevaba a Madrid con el pretexto de que estos hombres requerían internación hospitalaria. Una vez allí, los alojaba en distintas casas, para luego trasladarlos a la finca de su familia en Pontevedra.

En 1942, la Gestapo comenzó a sospechar de su actividad clandestina, debiendo huir al Reino Unido. Desde allí, continuó ayudando junto al Ministerio de Guerra británico, enviando insumos médicos a su país natal. En 1947, “Lalo” fue condecorado con la Medalla al Valor (King George) y en 1958 lo nombraron Miembro de los Caballeros de la Cruz de Oro del Mérito por el gobierno polaco.

MEDICO ESPIA

Actualmente, tanto la ciudad de Madrid como la de Vigo –lugar de nacimiento-, buscarían nombrar algunas calles como “Martínez Alonso”, mientras que la Federación de Comunidades Judías de España lo nombró “benefactor de los judíos que se salvaron durante el Holocausto”. Lalo regresó a Madrid luego de la guerra, donde continuó trabajando para la Cruz Roja hasta su deceso en 1972.

Según pudo precisar su hija, Patricia Martínez, su padre -junto a colaboradores- habría salvado a más de 30 mil vidas. La Fundación Wallenberg ha decidido homenajear a este salvador humanitario mediante la emisión de un sello postal conmemorativo a su persona que será tramitado ante la Autoridad Filatelica del Estado de Israel.


Fuente: infobae.com (Baruj Tenembaum)

Imágenes: Wikimedia Commons / Infobae