HUMANIDAD

El monje más solitario del mundo

El monje más solitario del mundo fue escogido para cuidar de por vida el santuario Rituo, en el Tíbet, a 160 kilómetros de la civilización.
Por: HISTORY Latinoamérica

A unos 160 kilómetros de Gyantse, ciudad cercana al Tibet, se encuentra uno de los monjes vivo más aislado de la historia: Ahwang Pincuo. Allí, lleva una  vida monacal clásica en “la piedra de la montaña”, conocido por ser el templo más solitario del país debido a su total aislamiento, ubicado en el lago Yamdrok, uno de los tres mayores lagos sagrados.

 

Perpetuo guardián

Según publicó el diario inglés Mirror, Pincuo es uno de los últimos monjes solitarios que han vigilado el templo de Rituo durante los últimos 700 años, y lo hará hasta el día de su muerte, cuando otro budista tome su lugar. Más allá de la paz y tranquilidad, el templo podría ser un refugio sanitario, ya que en su cima existiría una roca centenaria capaz de curar todas las enfermedades.

 El templo se asienta sobre una lengua de tierra en un lago.

Por otra parte, se cree que el lago Yamdrok tiene poderes adivinatorios; de hecho, los budistas suelen realizar procesiones religiosas hasta sus orillas. Más allá de las creencias, desde aquí se puede ver la inmensidad de las montañas, los antílopes tibetanos en libertad y una horda de animales salvajes.

Podría interesarte:


Fuente: lanacion.com.ar

Imágenes: Shutterstock