GUERRAS

El origen militar de la expresión 'cortina de humo'

El humo se ha utilizado durante miles de años como un truco de distracción en batalla, pero fue hasta la Primera Guerra Mundial cuando la “cortina de humo” se convirtió en toda una herramienta militar. Las primeras cortinas de humo, eran realmente solo eso, humo, el cual se lograba quemando paja y hojas para entorpecer la vista del enemigo.

Las primeras cortinas de humo en el mar aparecieron durante la Guerra de Secesión, en 1862, cuando el espeso humo negro de los barcos de las tropas sureñas fue la clave para romper el bloqueo alrededor de los puertos. En esa ocasión, el humo se creó a partir de leña con alquitrán, técnica que siguió utilizándose por un tiempo, hasta que se empezaron a emplear otras sustancias químicas, generalmente líquidas, que generan humo.

Los alemanes fueron los primeros en usar nieblas de color blanco, las cuales eran obtenidas por medio de ácido clorosulfónico y anhídrido sulfúrico. Durante la Primera Guerra Mundial, las enormes cortinas de humo alcanzaron hasta 30 metros de altura. Hoy, esta herramienta es ampliamente utilizada por los ejércitos, por ejemplo, para  los grandes ataques de tanques o incluso para ocultar barcos de los misiles con guía térmica.


 

Fuente: sputniknews.com

Imágenes: Shutterstock / Instagram (@rtplayes)